REFLEXIONES VIVAS

  1. PENA DE MUERTE
  2. DÍA INTERNACIONAL DE LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN
  3. LA EXPERIENCIA DE DEFENDER EL DERECHO A LA VIDA DESDE LA CONCEPCIÓN
  4. SER MUJER EN EL DÍA DE LA MUJER ES SER FELIZ DÍA A DÍA
  5. LA FAMILIA Y SU VALOR PERMANENTE
  6. SIMETRÍA DE OPORTUNIDADES PARA LOS POBRES
  7. LO QUE NO SE DICE DE LAS PASTILLAS DEL DÍA SIGUIENTE(PDS)
1. SOBRE LA PENA DE MUERTE

Un tema tan debatible, supone dar una opinión con inteligencia amplia, es decir, entrelazando la inteligencia racional, emocional y espiritual para acercarnos mejor a la verdad. Trataremos de aplicarla para esta reflexión:

La violación es un acto abominable y se agrava aun cuando termina en muerte y si los agraviados son niños, esto resulta tremendamente monstruoso, lo que hace que un violador sea merecedor de todo tipo de censura, castigo y sanción ejemplar para desagraviar a la víctima y a la sociedad.

Podemos tratar este asunto desde varios terrenos, pero hay algo importante que debemos enfatizar, la naturaleza del hombre, la psicología delincuencial y el aspecto jurídico.

El hombre que es dominado por sus instintos es esclavo de sus bajas pasiones, no pudiendo detenerse ante normas, preceptos o advertencias legales, porque simplemente en momentos de consumar el acto de violación, agravado muchas veces con la muerte, no le importan las reglas o sanciones impuestas por la sociedad para garantizar la defensa de las personas. Sencillamente, porque en esos momentos no piensa.

Cuando el agente viola a un pequeñito indefenso, el infractor o pervertido violador actúa con un tipo propio de psicología característica del mal delincuencial. Asume, el riesgo de no ser detectado, cogido o ampayado porque después del acto consumado por impulso negativo tiende a no dejar huellas. Además existen diferentes tipos de actores violadores, así como de circunstancias y lugares de acción, que en muchos casos, hacen que el pervertido y abusador sobre todo de menores, active en su conciencia la máscara o caparazón de ocultar su acto delincuencial ante la sociedad y la familia de la víctima, mediante el asesinato de la víctima. Otras veces dominado por sus instintos y con ventajas de familiaridad simplemente actúa; y si cuenta con medios económicos asume otra expectativa buscando formas turbias de defensa, ejerciendo otros actos de corrupción ya sea ante la policía, ante la Fiscalía o ante el propio poder judicial en la que “arregla” su libertad.

Como todo esto se sabe, ello implica un tratamiento integral de solución, sin embargo, la mayoría de la gente y de algunas autoridades, optando por el camino más fácil y sin reflexión alguna tratan de ingresar por la puerta ancha y cómoda y resuelven castigar al agresor-violador con la pena de muerte, para evadir un problema complejo, que implica descuido de la sociedad, mala formación educacional y familiar y corrupción de los políticos que también matan inocentes y pequeñitos y niños de hambre que son desatendidos y violados en sus derechos, porque los dineros de la gente se van a los bolsillos de gobernantes y autoridades.

No obstante, debemos mencionar que para hablar de la pena de muerte, nos tocamos con realidades distintas, en donde es necesario mencionar el aspecto jurídico, puesto que desde el punto de vista religioso, bajo ningún punto de vista, un hombre, o un estado o una sociedad puede quitar la vida a otro hombre, por más monstruoso que sea, salvo como en el caso del Perú, excepcionalmente puede aplicarse por razones vinculadas a la moral militar y defensa de la patria.

Jurídicamente, la vida es “patrimonio de la humanidad” según el Espíritu de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, aprobada por el Perú, por resolución legislativa N° 13282, el 9 de Diciembre de 1959. Ningún Estado conforme lo señala el Art. 30° de la Declaración Universal, puede interpretar o asumir posiciones distintas al establecido por dicha Declaración; menos puede optar por violar el derecho a la vida, el que también goza el violador. Precepto que concuerda con el Art. 29° establecido por la Convención Americana sobre Derechos Humanos de San José de Costa Rica. Entonces jurídicamente, no procede matar al violador.

Del otro lado, es entendible comprender las reacciones humanas y hambre de justicia de parte de la sociedad para castigar a los violadores, pero existen otras alternativas que tienen que ver con rigurosidades y condiciones propias de aplicación de la pena máxima en establecimientos penitenciarios lejanos. Por ejemplo podemos citar la anterior existencia del Sepa – ahora puede ser prisión en Yanamayo - y algún otro centro penitenciario; o de repente hay que construir más cárceles por casos graves. En todo caso, la ley específica debe estar referida para no eliminar la vida, pero también para no favorecer con ningún beneficio carcelario al violador y sobretodo que el juzgador tenga personalidad definida para resolver con criterio e inteligencia amplia estas clases de delitos. De esta manera, la justicia sería correcta y protectora para la sociedad.

Por eso, es menester una mejor y mayor reflexión desde diversos enfoques, siendo oportuno debatir en su momento entre las corrientes contrarias para acercarnos más a la verdad y apreciar la realidad del mal.

Esto es un aspecto que no sólo debe analizarse respecto al desenlace de una historia, o teniendo en cuenta cuál será el fin del agresor, sino que debe advertirse desde un inicio, por cuanto el sujeto condenable es un ser humano que precisamente es producto de una sociedad enferma que nosotros mismos construimos-unos por acción, otros por omisión- propiciando y consintiendo que muchos medios de prensa hablada y escrita viertan imágenes y programas que atentan contra los valores de la sociedad de las familias y de los propios jóvenes y niños. Inclusive, debemos mirar desde el hogar y las escuelas hasta terminar en una ley que no solo debe pretender erradicar la escoria de la sociedad sino que debe admitir que una sociedad muchas veces enferma trae consigo el surgimiento de frutos enfermos.

Conocimos la historia de un menor de edad, quien era víctima de violencia familiar en su hogar y violaciones continuas por parte de familiares en su hogar, lo que lo obligó a fugar de casa y refugiarse en la calle, en donde también tuvo que soportar violaciones de terceros. Cuando fue arrebatado de las calles por un centro para niños en estado de abandono, este lo único que pudo hacer (por no ser capaz de otra cosa) fue dar a otros lo que había recibido. Entonces nos preguntamos ¿quién falló? ¿Quién es el culpable de este desenlace? ¿Quién inició la cadena y dónde termina? ¿Qué estamos haciendo al respecto? ¿Acaso la pena de muerte terminará con la problemática psico-social de los violadores y disminuirá el número de violadores?….
También, muchas veces hemos conocido que en los colegios hay profesores que chantajean a sus alumnas y siendo menores las violan abusando de sus inocencias, cediendo casi por miedo a obtener malas notas.
Finalmente, debemos reiterar, los medios de comunicación, los publicitarios y marketeros ¿Qué grado de culpa tienen al difundir permanentemente episodios pornográficos, publicidades de desnudos y títulos groseros y vulgares que incitan más a los potenciales violadores que muchas veces se encuentran en las escuelas ejerciendo dominio sobre los alumnos? ...La respuesta es suya…
La solución, no es ingresando por la puerta ancha y cómoda de aplicar la pena de muerte a rajatabla, sino ingresar por la puerta angosta, de sacrificio, esfuerzo, trabajo y lucha para cambiar a la sociedad incluyendo a sus gobernantes y autoridades. ¡Hagámoslo juntos!

2. DIA INTERNACIONAL DE LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

Sobre la corrupción hay mucho que decir, desde todos los ángulos. Desde los agentes que la crean e intervienen, desde las instituciones más desacreditadas, desde los partidos más corruptos, desde los medios de comunicación más cómplice con la deshonestidad, de las diferentes modalidades que usan los empresarios y privados en el mundo de los negocios, en el manejo del deporte, con los lobbies malos y mercantilistas, y en fin, es un tema inacabable, donde la corrupción también alcanza el campo religioso, a los pueblos o naciones altamente desarrolladas.
La corrupción es en realidad, un estilo de vida. Para los acostumbrados poseedores de conductas chuecas que aprovechan toda posibilidad para beneficiarse económicamente, estén donde estén; toda oportunidad que se presenta, no puede ser despreciada. Hay corruptos con corbata y hay también con overoles.

La psicología del corrupto
La psicología del corrupto es propia de una persona egoísta, vanidosa, astuta, pero no inteligente porque obra sin pensar los efectos de su conducta; se queda en el escenario de la preparación, ejecución o consumación de su propósito, único límite de su acción. El corrupto es un fracasado encubierto, porque para sobresalir o ganar dinero tiene que palanquearse con los sobornos, coimas o lobbies.
El corrupto, como todo delincuente asume la psicología del riesgo ¡“Si, me pescan, si me atrapan, si se dan cuenta”! Claro, no es lo mismo la corrupción de un influyente, a gran escala, que la de un corrupto de poca monta que se encuentra casi al paso con una posibilidad de coimear. Sin embargo en ambos casos muestran una carencia de valores, ética, moralidad y espiritualidad.
Personas de estas características la encontramos en la política, en la administración pública en la clase sindical, en la empresarial, en los medios de comunicación, en el Poder judicial, Ministerio Público, en las iglesias de culto capitalistas y en la ciencia y la tecnología. Funciona en los niveles altos, niveles medios, niveles bajos.
El estilo de vida del corrupto es la manifestación del irrespeto a sí mismo, a su dignidad humana y al desprecio por los demás porque nunca medita a quienes perjudican. Los medios que usan para obtener sus propósitos, no le es importante sino el satisfacer su orgullo al mostrar su astucia por el resultado obtenido. El corrupto considera que ser exitoso es ser millonario o tener fama. Muestran su forma de pensar en el buen vestir, poder autoritario y por los bienes materiales o empresas que posee. Los ideales nobles, el bien por los demás y la vida virtuosa consideran que son para los tontos.

El corrupto denota una doble moral porque su vida externa o de apariencia se contradice con su vida interior y privada. Para mantener esa doble moral, los corruptos influyentes tienen un costo de mantención de imagen en la que muchas veces también cuando el personaje es público, participan periodistas corruptos que reciben sus mensualidades para colocarles corazas. Por eso la mayoría de medios, levantan opiniones de estos individuos que siendo mediocres e inmorales, logran alcanzar connotaciones públicas ocultando sus vidas privadas que esconden abusos, explotaciones, deshonestidades familiares y enseñanzas de “criolladas a sus propios hijos.

La cofradía corrupta.
Los activistas corruptos de gran escala crean un club de amigos donde el requisito principal es el amor al dinero, convivir con el poder y tener la capacidad de hacer lobbies. El club de los amigos corruptos se entrelaza al interior y exterior del aparato del Estado. Los corruptos, serán siempre bienvenidos al club; los honrados, son aislados, congelados y muchas veces falsamente deshonrados. El ejemplo más palpable se dio en la década de Fujimori-Montesinos, manteniéndose hasta la fecha líneas de comunicación efectiva, porque se ubican en los diferentes partidos políticos para aprovechar los momentos. Así, la corrupción persiste, porque todo cambia, menos estos personajes. Ya se dijo alguna vez: “SI TODO CAMBIA Y NO CAMBIA EL HOMBRE, NADA HABRA CAMBIADO”.

La corrupción internacional
Los corruptos también manejan sus cúpulas en el exterior. Se han unido internacionalmente como mafias selectivas para manejar el poder mundial. La crisis financiera a nivel mundial y que no podrán pararla, es consecuencia de la corrupción y producto de las indecencias de algunos millonarios, personajes influyentes vinculados a la Banca y a la política que actuaron ambiciosa e irresponsablemente. . Por un lado abrieron los mercados del consumo con créditos sin respaldo para todos (sobreendeudamiento) y por otro lado asumieron una política errada de controlar la natalidad a nivel mundial, creándose así pasivos doblemente, porque al faltar mano de obra joven y no existir productividad se retiene el crecimiento económico porque en la edad adulta no se trabaja y no se produce a la par.
De esta manera, como se reduce el crecimiento de la población pero crecen los jubilados y hay que pagarles pensión, obligan y seducen a las familias a consumir todo, hasta lo que no se necesita, impulsando así, el endeudamiento para compensar lo que no se produce ni se genera por el trabajo, por no haberse previsto la tasa de sustitución poblacional, quedando al descubierto la obligación moral de pagar a los pensionistas que por sus malas estrategias han incrementado. Esto es lo que han promovido los amigos del club de la corrupción en los países de primer nivel de desarrollo económico. Es la corrupción globalizada con características erradas de grandes movilizaciones de dinero sin control y sin equilibrio laboral, en la creencia que así se asegura el crecimiento económico y a su vez se obliga mundialmente a usar estas recetas de olas embravecidas que terminan por reventar en las costas de las economías de las demás naciones.
Nunca es tarde para cambiar ni tarde para comenzar

Ante un panorama de esta naturaleza ¿qué debemos hacer? La respuesta es decisión. Hay que iniciar el cambio y transformación de la mente y el corazón a través de la educación. Hay que rescatar los valores, la ética práctica, los principios morales y espirituales para que a la par funcionen la ley, los convenios y los controles.
El renuevo debe darse preferentemente con los niños y jóvenes para que en un lapso de 15 años en la medida que se va dando el crecimiento económico, también se vaya dando el crecimiento moral. Corea del Sur tardó 20 años con la participación de todos. Nosotros como peruanos, con fe y confianza por nuestra formación cristiana que agrupa una población mayoritariamente católica y minoritariamente evangélica pero tenemos mayor predisposición al cambio ante un plan serio, amplio y sincero que garantice el desarrollo moral y económico que comprometa luchar contra la corrupción y luchar contra la pobreza al mismo tiempo. La promoción del desarrollo humano integral es el objetivo considerando que la persona humana es el fin supremo de la sociedad y del Estado. La fórmula y el cómo, sí existen y es labor de conjunto entre las autoridades, los sistemas de controles y la población en general.
Que este día internacional de lucha contra la corrupción sea más que nada un recordatorio de lucha de cada día, para encontrar la justicia distributiva como obligación moral de atención a los pueblos y a las naciones.

3. LA EXPERIENCIA DE DEFENDER EL DERECHO A LA VIDA DESDE LA CONCEPCIÓN

Cuando damos testimonios o charlas sobre la vida del “nasciturus” concebido o engendrado, nunca dejamos de mencionar que el Señor Todopoderoso muchas veces nos cambia los planes y nos profundiza en realidades que nunca esperábamos.

Así pasó cuando constituimos nuestra ONG de lucha anticorrupción “Sin Componenda”. Defendemos los Derechos Humanos de aquellos marginados, débiles, indefensos y los que no cuentan socialmente, aquellos ciudadanos anónimos que sufren todo tipo de abuso de autoridad y violación a sus derechos por parte de autoridades públicas y privadas. Resolver estos problemas humanos, lo hacemos jurídicamente teniendo por delante el poder de la fe, porque nuestros recursos económicos no nos permiten – por ahora - asistir a tanta gente que requiere hacer respetar su dignidad humana, sin embargo, pese a nuestros bajo recursos, vivimos al máximo las oportunidades con las que Dios nos sale al encuentro a través de las personas, a través de sus necesidades en todos los planos.

Por nuestra formación de vida en el Espíritu, hemos aprendido a experimentar las “prácticas de fe”, lo más maravilloso es que las mejores inspiraciones espirituales las regala el Señor en la Eucaristía. En una oportunidad movido por el espíritu acudí a una charla convocada por la doctora Blanca Neira, en una parroquia en Lince, sobre el aborto y el uso del anticonceptivo oral de emergencia, fui acompañado por mi hermana en Cristo, también Abogada y ex Secretaria General de nuestra Institución, Dra. Moreno, quien ya había conocido anteriormente a la doctora Blanca en otros eventos.

Allí conocí el verdadero significado y magnitud de este crimen y quedé impactado por lo visto, con un cargo de conciencia, porque en mi ignorancia hacía veinte años había propiciado dos abortos ante las indicaciones que me había dado el médico respecto a la inexistencia de vida alguna, al mal informarme que simplemente dicha vida se trataba de un coágulo de sangre. Después de escuchar a la doctora Blanca y ver sus proyecciones visuales sobre el aborto, me quedé hasta el final para preguntarle el ¿Por qué no interponía un Recurso de Amparo? Me dijo que algunos Estudios Jurídicos estaban viendo la forma de accionar judicialmente.

Pasaron tres meses y me informé por terceros que no habían interpuesto ninguna acción. De inmediato, sin decir nada a nadie, solo con la voz del Señor, conociendo únicamente el inicio de la vida mas no profundizando mayores aspectos médicos, preparamos jurídicamente un recurso de amparo, al que adjuntamos opiniones de diversos médicos, expertos y del propio Cardenal de Lima, quienes se oponían a la distribución de la PDS por considerar tener un tercer mecanismo abortivo.

Cuando la demanda fue admitida sin objeción alguna, supimos de inmediato que estaba allí la mano del Señor. Luego de los trámites pertinentes, a los diez meses, salió la sentencia correspondiente, amparando la demanda y prohibiendo la distribución de la píldora en cuestión (PDS). El recurso rendía sus frutos más que nada para revivir la polémica del uso riesgoso de la PDS que se encontraba adormecida por falta de debate.

Durante toda la etapa del proceso, el Señor con la intercesión de “mamita María” nos iba regalando el conocimiento del origen de la vida con mayor profundidad, su desarrollo biológico y otros conceptos de la ciencia embriológica, la física cuántica, su injerencia en la sanación y el conocimiento de las investigaciones sobre el abordaje directo del inconsciente, que al cotejarlas con la inspiración espiritual que recibía, quedaba tan admirado y maravillado de la grandeza de Dios en la creación y la creación específica de la vida. ¡La vida es la maravilla de Dios! Lo más importante fue comprobar con mayor fe y convicción que la concepción, en la espiritualidad, tiene su origen antes de la fecundación biológica. “En Cristo Dios nos eligió antes de la creación del mundo (Efesios 1,4). Venimos de la luz y vamos a la luz.

Sin embargo en nuestra defensa teníamos que ceñirnos únicamente al campo jurídico y a la ciencia, sin dejar de lado los enfoques socio-jurídicos. Científicamente la concepción es igual a la fecundación y algunos médicos y científicos conductores de una cultura de muerte, trasladan el inicio de la vida al momento de la implantación como si existieran dos momentos de inicio de la vida. En experiencia muy personal, comprendí que el develar de la ciencia sobre el inicio de la vida, con las investigaciones del ADN y del genoma humano, todo ello se acercaba a la verdad contenida en los Santos Evangelios.

Jurídicamente, el respeto y la defensa de los Derechos Humanos, que tiene que ver con nuestra vocación al tratar la dimensión social del pecado, nos hizo defender al ser más indefenso de todos. Sabemos que Jesús nos dijo: “Si quieres defender los Derechos Humanos, empieza por conocer qué es la vida y defiende al más pequeñito de todos: el concebido”. Así se enriqueció mi espíritu, mis conocimientos de ciencia sobre la materia, y se profundizaron más mis conocimientos de Relaciones Humanas como disciplina, para entender todas las perspectivas que hablan de la vida, la dignidad y el proyecto de vida desde la concepción.

Lo que más me llamó la atención es que el poder capitalista judío y la masonería invisible venían trabajando desde años en una estrategia externa de penetración a las naciones para reemplazar los derechos humanos verdaderos por unos nuevos derechos artificiales que incluían reproducciones sexuales, libertades sexuales y objetivos desintegradores de la familia, de los matrimonios y consiguientemente de la Iglesia, la que se sostiene por los principios morales y formación religiosa en las familias cristianas y católicas.

Del otro lado, debemos afirmar que todo cristiano debe tener bien claro que desde la concepción, cada uno de nosotros ya tiene un proyecto de vida que no puede ser truncado ni por el Estado, ni por la sociedad, ni por nadie en especial. Dios tiene un plan para cada uno de nosotros, sabe en qué momento y en dónde vamos a nacer, y Dios que es luz, anima la vida humana en sus tres dimensiones (espíritu, alma y cuerpo) porque ésta nace de su mismo corazón, hecho que viene siendo comprobado inclusive por el aporte científico sobre el inconsciente, explicado por la doctora psicóloga brasileña Renate Jost de Moraes. En su terapia de integración personal, sus pacientes alcanzaban a ver la fusión de sus gametos. En otras palabras, a través de esta terapia, sus pacientes lograban verse a sí mismos desde el momento en que salían de una gran fuente de luz (Dios amor – El Alfa), del punto inicial de la vida, desde su fecundación (unión del óvulo y del espermatozoide), desde su formación biológica. Viene a significar que del corazón mismo de Dios, se desprende una porción de sí, lleno de su luz y de su amor (aporte puro espiritual), al que le asigna nombre propio y lo dota de un espíritu propio que se fusionará con el aporte cromosómico de los padres (aporte biológico impuro por la carga adánica), dando lugar al inicio de la vida biológica, portadora de luz, con una integridad físico-psíquico-espiritual.

Víctor Frank, famoso psiquiatra vienés que sus mejores experiencias las encontró en los campos de concentración nazi, en su teoría sobre la logoterapia sostuvo que el ser humano es el único ser que puede verse y distanciarse de él mismo actuando sobre su código genético. Por la ciencia sabemos, que el desarrollo evolutivo programado y codificado está en el ADN y por contenido bíblico también es así. “Para cada uno se determinó el tiempo de su venida y el número de sus días” (Sirácides 17,2). El tipo genético es único. “Tú has sido creado de forma maravillosa” (Salmo 139,14). “Antes de formarte en el seno de tu madre, ya te conocía” (Jeremías 1,5).

No me extiendo bíblicamente en todo el proceso de vida ni tampoco en lo que la ciencia nos revela, porque muchos lo conocen perfectamente, sino que quiero demostrar que cuando se trunca una vida desde la fecundación, se trunca “su proyecto de vida”, desafiando la grandeza de Dios, se truncan los planes de Dios para ese ser, y desde el punto de vista humano, se trunca su misión en la sociedad. ¿Qué hubiera pasado si la madre de Juan Pablo II o Beethoven hubieran hecho caso a los médicos que le sugerían que abortaran? Se hubiese truncado el proyecto de vida de cada uno de ellos, tanto desde el plan de Dios, como el de su misión humana en la tierra.

Pues bien, las PDS que tienen efecto abortivo, está desafiando la grandeza de Dios al truncar los proyectos de vida de los concebidos, y biológicamente daña cuantiosos proyectos humanos de servir a la sociedad, proyectos únicos, irrepetibles e irremplazables. Estas pastillas matan en los primeros siete días de la fecundación y causan daño fatal. En realidad, estudiosos y manipuladores de la ciencia se enfrentan con otros estudiosos de la ciencia que luchan por llegar a la verdad, causando confusión donde no existe y se valen de instituciones y organismos internacionales para desarrollar un plan negro de destruir el orden natural y mundial existente, propiciando el cambio de los Derechos Humanos y su respeto a la vida desde la concepción, por otros derechos de carácter reproductivo y sexual de manera irresponsable que va a desordenar el orden jurídico de los derechos familiares y matrimoniales.

El Recurso de Amparo interpuesto por la institución que represento, está en apelación, ganando espacios de lucha y evangelización, ya logró su primer objetivo de reabrir el debate y de frustrar los planes del mal, pero sabemos que la batalla recién empieza por la reacción de las ONGs feministas que reciben grandes donaciones para destruir vidas, matrimonios y familias de características variables en el Perú, tanto en la costa, en la sierra y en el oriente del país. Recordemos lo que fueron las esterilizaciones durante la dictadura y la presencia de una institución feminista como Manuela Ramos en la política de población del Perú. Las investigaciones, que salieron a la luz muchos años después, arrojaron actos de corrupción y chantaje contra las madres pobres rurales y campesinas que fueron engañadas como ahora también se viene haciendo con el grueso de la población a través de algunos medios de comunicación, con tal de propiciar el consumo masivo de las píldoras asesinas.

Un cristiano, nunca debe permanecer dormido, porque el mal sólo triunfa cuando el bien no actúa y gracias a Dios muchos estamos despertando y actuando bajo la misma Cruz para la Gloria de Dios.

José Luis Garrido Lecca Portugal
Presidente

4. SER MUJER EN EL DIA DE LA MUJER ES SER FELIZ DIA A DIA.


Todos los años en que se celebra el día de la mujer, 8 de marzo, solemos escuchar y leer manifestaciones respecto a anhelos y deseos de igualdad de oportunidades y posicionamientos cuantitativos en espacios laborales. No decimos que está mal, pero sí afirmamos que es incompleto si del otro lado la mujer no busca posicionamientos cualitativos de calidad de vida, valores, moral, ética y espiritualidad.

El hablar de la mujer, nos lleva a sitiarnos en comprender el verdadero significado de la humanidad dado que estamos atravesando tiempos en que se pretende prescindir del amor en el desarrollo personal, esto es, de aquel don que nos permite realizarnos plenamente en la totalidad de las capacidades que nos han sido confiadas, de aquel don que edifica, que construye, que exhorta, que corrige, que alimenta, que levanta, que sostiene, que consuela, que comparte, que sirve, que nos lleva a amarnos a nosotras mismas y por ende a alcanzar una auténtica autoestima, que sabe entregarse para el bienestar no solo personal, sino común. Por todo ello, no debemos prescindir de lo cualitativo y quedarnos sólo en análisis cuantitativos, lo cual significa que como mujeres, debemos prepararnos también para recibir una formación personal integral y comunitaria y ponerla en práctica y evidenciar los valores.

Si no somos capaces de comprender esta formación integral, no podremos comprender tampoco la magnitud de la mujer en todas sus dimensiones y en todos los espacios que nos ocupa, ya sea como estudiantes, amas de casa, profesionales, empleadas domésticas, cualquiera sea nuestra condición social, mujer de ciudades o de población rural, puesto que alejadas de esta verdadera visión, solo pretenderemos satisfacer las carencias que el amor nos genere y podríamos correr el riesgo de desviar nuestra identidad y misión con el fin consciente y/o inconsciente de alcanzar una realización personal exclusivamente materialista, tal como lo pregonan algunas mujeres que piensan que ser mujer es alcanzar cosas y niveles económicos – sociales en la vida a costa de lo que sea, regidas por pensamientos carentes de contenido moral, ético y espiritual, marcadas de heridas profundas, que a la larga acarrearán una gran frustración interior por más que en la sociedad exista un reconocimiento por las labores externas realizadas.

La mujer ha sido dotada con una capacidad especial de amar, con un grado de sensibilidad sin igual que abre puertas a una fortaleza interior que constituye un motor vital en el desarrollo de la vida diaria. En este sentido, ser mujer implica alcanzar una identidad integral, es decir, una identidad física, psíquica y espiritual que la hace partícipe de una obra creadora que consiste en ser un pilar para la procreación de la vida, gran misión que la afirma en la maternidad (biológica y/o espiritual), la seguridad y el servicio, que le permitirá alcanzar la plenitud de su existencia y de su felicidad. Estas son opiniones más de posicionamiento cualitativo que no deben ser escondidas deliberadamente como las minorías de mujeres feministas radicales pretenden hacerlo.

La mujer siempre está presta para recibir, para acoger – sin que esto signifique sumisión - hasta sus órganos biológicos han sido dotados de una gracia circular que guarda relación con la eternidad del amor que yace en ella, pero al mismo tiempo, es fiel guardadora de su identidad, aquella que no se contrapone, discrepa, ni rivaliza con la identidad masculina, puesto que ellas se complementan para constituir juntas la visión real y global de la humanidad, en una perspectiva armoniosa y respetuosa, buscando siempre la afirmación de ambas para su plena realización y para la mejora del mundo, pues solo así podría hablarse de una felicidad común.

En el día de la mujer, debemos hacer un alto, y revisar los años vividos, para así observar cómo se encuentra nuestra identidad y realización como tales, advertir las heridas y frustraciones que podamos tener, para así darles un nuevo giro y afirmar los pasos de nuestro crecimiento sobre pisadas sanas y firmes, pues como mujeres, será nuestra responsabilidad, el hacer comprender al mundo con palabras y acciones concretas, el gran rol confiado en la sociedad, y por ser un derecho toda mujer habrá de empezar cumpliendo sus deberes, como hijas, estudiantes, trabajadoras, madres, esposas, abuelas…., etc.. Sólo así podremos luchar equilibradamente sin pretender dañar a otros, al contrario, lucharemos por una sociedad justa que buscará dar a cada cual lo que le corresponde, sin pretender desconocer derechos que le son propios a otros.

Como mujeres responsables, jamás podemos dejar de reconocer otros derechos, como el derecho a la vida del concebido, el derecho a luchar para que nuestros hijos puedan tener un hogar estable cuya responsabilidad radique en las decisiones que podamos tomar, el derecho a luchar por la igualdad sin pretender desconocer que el hombre y la mujer constituyen una unidad con un principio de diversidad, el derecho a la sexualidad reproductiva entendida no como una manipulación de la libertad que pretende desconocer la paternidad y maternidad responsable y la familia, satisfaciendo el mal llamado libertinaje, sino que al contrario, la afirmen y puedan experimentar un goce y realización interior que refleje la seguridad de toda mujer dentro de sus roles propios de autoestima y valor cuyo desconocimiento no puede ser impuesto por nadie.

En la medida que tengamos conciencia de lo que significa “ser mujer”, descubriremos la inexistencia de conflicto alguno de derechos como muchas corrientes de muerte pretenden hacer creer, sino que, más bien, el no experimentar la implicitud y dignificación del género femenino cualitativamente, termina por situarnos en un conflicto de intereses frente a derechos claros, esto es, el interés de la mujer de pretender realizar lo que “considera” egoístamente mejor para sí, bajo un criterio errado de indiferencia y de mal entendimiento del verdadero significado de “ser mujer” de toda condición social respetada y amada como tal.

Ser mujer es una gran responsabilidad que nos ha sido confiada en las manos, un don que debemos hacer crecer y que fluirá naturalmente donde quiera que vayamos y estemos; ser mujer es aceptarnos como tales y descubrir la maravilla de su gracia conforme vamos desarrollándonos íntegramente, es signo de vitalidad, fortaleza, consuelo, ternura y esperanza. Es luchar para que en cada espacio de la vida diaria y en las distintas esferas y estructuras sociales, podamos construir una sociedad mejor, con salud integral, con una mayor educación que parte de los hogares cuando los niños son pequeños, con una vida real en el trabajo, con decisiones necesarias y muchas veces que sepan defender posiciones que contrarresten toda la cultura de muerte que día a día pretende penetrar con pensamientos meramente racionalistas, egoístas y autosuficientes y que encarnan algunas feministas radicales.

También ser mujer implica tener valor y no rendirse frente a nada que amenace su identidad, misión y vocación, y ante una caída, ser mujer es levantarse, ponerse de pie y empezar a caminar, sin sometimientos a violencias que vulneren su fin en sí mismas, ya sea, de las diversas maneras como se puedan presentar: físicas, psicológicas, sexuales, laborales, etc. Si estamos en esta línea somos verdaderas feministas, pero no radicales, sino feministas equilibradas, portadoras de amor y de respeto a sí mismas y al prójimo, pues, al sabernos realizadas en nuestra esencia misma, no necesitamos rivalizar ni compararnos con los demás. Sólo así, como mujeres, podremos sentirnos parte de una sociedad y luchar a partir de ella para que perdure, asentando bases firmes en la familia, institución que a la fecha pretende ser destruida, unas veces por desconocimiento al no habernos formado en una familia integral, y otras por terceros intereses con predominio de políticas extranjeras que en vez de dar dignidad solo pretenden manipular y destruir, aprovechando las necesidades coyunturales y la falta de cultura de la gente más humilde de los pueblos, lo que constituye no un servicio sino un servilismo.

Por tal razón, debemos formarnos cada día más, y ayudar a otros a que conozcan la única verdad, para que las que hemos sido llamadas a cumplir tal rol que parte del mismo corazón de Dios, de su propia maternidad, seamos conscientes de que el amor de una mujer, específicamente de las madres, es el amor que más se asemeja al amor que viene del mismo corazón de Dios. “Pero, ¿puede una mujer olvidarse del niño que cría, o dejar de querer al hijo de sus entrañas? Pues bien, aunque alguna lo olvidase, ¡Yo nunca me olvidaría de ti! Mira cómo te tengo grabada en la palma de mis manos. Estoy continuamente revisando tus murallas” (Isaías 49, 15-16).

Darlo todo sin esperar nada a cambio, es imitar también a aquella buena mujer que soportó persecuciones, sufrimientos y malos entendidos con tal de amar a su familia, a su niño y a su esposo. Aquella mujer que en medio de su pobreza miró más allá y confió en Dios, tocando puertas cuando muchos no le abrían, escapando ante amenazas de muerte para con su hijo, teniendo que aprender a guardarlo todo en su corazón aún sin entender, permaneciendo al lado de su hijo en los momentos más difíciles de su vida, apostando a amar y a vivir mientras el mundo le arrebataba al ser más querido para ella, a su hijo sacrificado y víctima de un conjunto humano lleno de violencia, odios y venganzas que no podía amar porque no conocía el amor verdadero. Esa mujer, es nuestra Madre María, quien gozó día a día la felicidad propia de toda buena mujer que experimenta la belleza de la vida al amar y besar a un pequeño ser desde el seno materno. Por ello, en cada beso, que una mujer da a un niño nacido y aun espiritualmente hablando, a aquel que está por nacer, también se transmite el beso de María dado a Jesús y el gran amor de Dios que fortalece su personalidad, que es portador de todas las gracias que necesitamos, lo cual trae consigo una felicidad que se experimenta y prevalece día a día.

Finalmente, para que quede gravado por siempre, si dejamos que esta verdad cualitativa nos abrace, y nos posicionamos en ella por ser parte esencial de toda mujer, podremos alcanzar nuestra plena realización, la misma que de manera natural logrará y afirmará el respeto tan anhelado por parte del sexo opuesto y el tan mentado reconocimiento de igualdad de oportunidades por el que luchamos sin discriminación alguna. Por eso, ser mujer es vivir cada día y alimentar la vida, ser mujer es ser feliz día a día, en la costa, en la sierra o en la selva, con posicionamientos cualitativos y cuantitativos que no busquen diferenciar, comparar o rivalizar, sino armonizar situaciones, condiciones y hasta vincular zonas geográficas donde siempre habrá una mujer con esperanza de gozar de su dignidad humana y de una óptima calidad de vida.

Ser feliz por siempre, es una decisión que está en tus manos. Gracias a todas las mujeres del Perú y del mundo.

5. LA FAMILIA Y SU VALOR PERMANENTE

El segundo domingo de setiembre de cada año se celebra el día de la familia. La primera pregunta que se nos ocurre al pensar en nuestra familia, como de seguro usted también lo hace, es ¿verdaderamente tenemos una familia?

Una respuesta rápida puede decirnos que sí, una respuesta reflexiva nos hace meditar muchos aspectos para contestarla. Dentro de todo esto, es bueno recordar ¿cómo ha sido la familia que heredamos desde hace treinta años atrás?, ¿cómo es actualmente la familia con el avance de la ciencia y la tecnología, el consumo y la globalización?

Empezamos diciendo, que la familia no ha sido creada por el capitalismo, ni el marxismo, ni las feministas radicales, ni ningún hombre. La familia es puramente creación divina y eterna. Durante el Imperio Romano, producto de la desviación, manipulación e ignorancia del hombre, la familia sólo tuvo un sentido de honor para los soldados romanos, porque tenía como único fin la unión de una pareja en matrimonio para poder dar un soldado a la patria.

La mujer, en ese entonces como ahora, sólo era objeto de placer, convirtiéndose en un instrumento para dar riendas sueltas a las libertades sexuales, decadentes e inmorales. El cristianismo, en pleno sistema imperial romano logró romper ese esquema sodomórrico y machista, imponiendo con el ejemplo, los conceptos de familia, monogamia, respeto, bien y amor entre parejas, padres e hijos; es decir, rescatando las bondades de la creación. Así, hasta la modernidad hubo un concepto cristiano de familia, sólido, armónico, de compromiso y respeto, sin embargo, cuando llega el capitalismo, éste concepto de familia es olvidado, desplazando la unión familiar a un asunto particular de cada uno en lo privado.

Igualmente, cuando aparece el marxismo, sus pensadores señalan que la familia se destruyó con la era industrial en Inglaterra debido a que la aparición de la máquina desplazó la actividad del campesino, quien se vio obligado inclusive a enviar a mendigar a sus hijos y a prostituir a su mujer, por sus necesidades de supervivencia. Así los primeros pasos degradantes de la familia de destrucción se ven gestados en Inglaterra, por lo que MARX en su “manifiesto comunista”, conforme a esta realidad, señala que la familia solo existe para la clase burguesa y no para el asalariado.

En la post modernidad, aparecen grupos feministas que pretenden destruir la familia por considerar que son instituciones decadentes y que encierra la verdadera causa de la opresión psicológica-económica del padre hacia la madre y hacia los hijos. Por eso pregonan la libertad de la mujer para plantear un amor libre, para disponer de su cuerpo, para realizar abortos, tomar píldoras abortivas, consumo de preservativos desde los doce años, etc. Toda esta inspiración salvaje, viene del pensamiento de la feminista Shulamet Firestone conceptuado en su libro “La Dialéctica del Sexo”, donde confunde lo que es “mujer liberal” con “mujer liberada”. Claro está, porque el criterio feminista, carece de una inteligencia amplia que proviene de la integración de las inteligencias racional, emocional y espiritual.

En la actualidad, la destrucción de la familia se hace más insistente y bajo la mira directa de construirse un nuevo orden mundial sin raíces cristianas. Es una estrategia de origen masónico, marxista y de capitalistas judíos que profesan el amor al dinero y el control del mundo globalizado, vía consumismo, echando abajo a los Derechos Humanos, y a los principios y valores respecto al matrimonio monogámico, a la sexualidad, y el placer, trastocando la esencia divina, por el relativismo moral, y creando falsamente nuevos derechos como los llamados reproductivos sexuales.

Nuevamente, en estos tiempos, ingresamos a la decadencia humana de perversión como en los tiempos del Imperio Romano, más aún, con el avance de la tecnología y la ciencia, se aprecian, actitudes, comportamientos y conductas fuera del orden natural como son los matrimonios homosexuales, las adopciones por homosexuales, las libertades sexuales de menores para el uso de preservativos, pastillas abortivas, la pornografía, el bestialismo, el adulterio, la cultura basura que propagan los medios de comunicación, la pedofilia, entre otros. Inclusive se ha llegado hasta la prostitución de menores por sus propios padres como se aprecia en Tailandia, exponiendo una vitrina de turismo infantil. Ni que decir de la existencia de programas y apoyo económico para el control de la natalidad promovido desde las Naciones Unidas, diseñados dentro de la estrategia de unificación del nuevo orden mundial sin las raíces cristianas.

“Después de perder el sentido moral, se han dejado llevar por el libertinaje y buscan con avidez toda clase de inmoralidad” (Efesios 4,19)

Entonces, luego de haber meditado todo este contexto, podemos retomar la pregunta ¿Verdaderamente tenemos una familia? Es más podríamos añadir a ésta ¿qué clase de familia tenemos?

Quizás, puede ser una de ellas, la familia que sigue la corriente del mundo, llena de ambición, de egoísmo, de individualismo, de comodidades banales obsesionada por el confort, sexualmente placentera, con abundancia de dinero y con búsqueda de poder pero sumamente infeliz, sin valores, sin principios, sin amor, lejos de la justicia y de la caridad. Una familia que ha rechazado la presencia de Jesús en la vida diaria y pública o privada de cada uno de sus miembros.

O por el contrario, hablamos de la familia cristiana, que releva y valora la condición de la mujer en el matrimonio, la condición de padre y de madre, la interrelación entre padres con hijos y entre hermanos, reunidos todos en una fidelidad, lealtad y amor que conlleva a una convivencia armónica y saludable.

Entonces reconozcamos que el rol fundamental del padre y de la madre tiene un significado divino que implica actuar racional y emocionalmente con equilibrio, en amor, verdad y justicia. El padre en la familia debe reflejar el amor de Dios aquí en la tierra. “En ese mismo momento, Jesús, movido por el Espíritu Santo, se estremeció de alegría y dijo: Yo te bendigo, Padre, porque has ocultado estas cosas a los sabios e inteligentes y se las has mostrado a los pequeñitos” (Lucas 10,21). El amor de la madre refleja el rostro maternal del amor de Dios: “Pero, ¿puede una mujer olvidarse del niño que cría, o dejar de querer al hijo de sus entrañas? Pues bien, aunque alguna la olvidase ¡Yo nunca me olvidaría de ti! Mira cómo te tengo grabada en la palma de mis manos. Estoy continuamente revisando tus murallas” (Isaías 49,15-16).

Sin embargo, la post modernidad, la globalización y el consumismo ha traído problemas de incomunicación en las relaciones de padres a hijos, padres ocupadísimos en traer y ganar dinero como sea para poder consumir y tener confort y materialismo de disfrute a su disposición, y por otro lado, hijos perdidos en la Internet, en la sexualidad a escondidas y otros vicios y males de estos últimos tiempos. De esta manera, las relaciones de padres a hijos o viceversa, se desenvolverán en función a la formación cultural de sus miembros, como también con incidencia de sus frustraciones, desconfianzas, heridas, experiencias, etc. El sentido de lo correcto, el bien y la justicia es muy importante para consolidar una familia.

Todo esto, viene siendo asimilado como actual, propio y natural, desvirtuando así toda raíz cristiana, ética y moral. Ahora las clases dirigenciales en política, economía, salud, educación, etc., tienen el desafío de asumir el compromiso de defender la institución de la familia en su esencia real.

En fin, el tema es amplio y complejo, pero en este mes en donde se reconoce el día de la familia (9 de setiembre), deseamos dejar algunos elementos opinables por nuestra Institución para compartir nuestras más sinceras expresiones de amor y verdad a todos los que valoran y luchan por la Institución Familiar.

¡Feliz Día De La Familia!

6. SIMETRIA DE OPORTUNIDADES PARA LOS POBRES

Los pobres o los débiles marginados e indefensos son los seres humanos que durante toda la historia de la humanidad han sido víctimas de experimentos de los poderosos (económicos y políticos). Los países desarrollados programan sus políticas de control de la natalidad para evitar el crecimiento de la población pobre a nivel mundial. Por eso hasta apoyan la unión matrimonial entre homosexuales debido a que mediante estas relaciones no se generan nacimientos ni se alteran el crecimiento de la población.

Bajo el argumento de la defensa de los derechos humanos de los pobres se han tejido conceptos y sustentos inconcebibles y anti-humanos, se indican que se deben impedir el nacimiento de los pobres porque ellos no producen nada para la sociedad, no aportan nada y son los que generan criminalidad, delincuencia y/o terrorismo, en esta forma direccionan los programas disfrazándolos de defensas de los derechos humanos y de muestra de preocupaciones por los pobres. En verdad lo que quieren es acabar con la miseria y el hambre precisamente eliminando los nacimientos de más gente pobre en el mundo.

¿Qué métodos usan?: Para eliminar a la clase pobre, a los marginados y a los débiles e indefensos usan métodos convencionales y no convencionales. Para lo primero se gestan programas y políticas de planificación familiar para introducirlos internacionalmente como métodos obligatorios de planificación familiar, reproducción sexual con libertad, igualdad de género, matrimonios entre homosexuales, etc. También promueven distribución de preservativos y píldoras abortivas hasta alcanzar a menores de edad sin consentimiento de los padres. Ya anteriormente en los años 40 se experimentaron con los negros de EEUU, implantándoles la sífilis para encontrar después sus antídotos. Igualmente a las mujeres gestantes se les hacía ingresar a programas de radiación nuclear mediante mentiras plasmadas en los programas de apoyo y de ayuda social.
Recordaremos que en nuestro país durante el gobierno de Fujimori hicieron esterilizaciones con engaño perjudicando a la clase más pobre. Así es en estos tiempos, auspician los abortos de emergencia mediante la distribución de pastillas del día siguiente y promueven los abortos quirúrgicos bajo el disfraz de los abortos terapéuticos. Para ello cuentan con grandes fuentes de financiamiento de las propias Naciones Unidas y de grandes organizaciones, fundaciones y ONGs que promocionan el control de la natalidad en el mundo como los Rockefeller, los Ford, Bill Gates, Janes Fonda, Fundación Soros. etc., etc.

En cuanto a los métodos no convencionales se usan métodos criminales mediante la formación de escuadrones de la muerte para disminuir a aquella gente que no consume ni producen nada a la sociedad. De esta manera asesinan mendigos y drogadictos como se ha conocido en Brasil, en Sao Paulo en que se formaron grandes escuadrones de la muerte que inclusive han matado niños pobres que dormían en las calles.

Están son las mentiras de aquellos supuestos defensores de los derechos humanos que jamás defienden a los pobres. Lo único que defienden son sus intereses económicos y sus grandes posiciones de dominio para controlar el mundo pretendiendo seleccionar a la gente que consume y gasta en bienes y servicios o que aportan desarrollo a la cultura y educación de un país. Ha llegado el momento en que debemos estar alerta para denunciar a todos estos falsos defensores de los derechos humanos que sólo buscan lucrar con la sangre de inocentes y marginados y ganarse fama y poder con el aumento de sus riquezas y apariencia de preocupados por la miseria humana cuando carecen de insensibilidad y ni que decir, de valores y principios morales y espirituales. Son los falsos profetas de estos tiempos quienes dirigen la política, la economía y las actividades sociales de los que no opinan y no cuentan socialmente.

7. LO QUE NO SE DICE DE LAS PASTILLAS DEL DIA SIGUIENTE (PDS)

Descripción:
  • Detrás de los intereses de su distribución y ventas de estas pastillas por agentes corruptos mercantilistas, están las grandes industrias abortivas que se enriquecen mundialmente con la sangre de inocentes, ocultando las consecuencias del consumo en la salud de la mujer. Veamos:
  • Definitivamente sabemos que son abortivas como lo puede ver en la animación, ingresando a http://www.aciprensa.com/vida/pildorads.swf
  • Su consumo causa daño a la mujer algunas veces de manera irreversible por lo siguiente:
  • Porque son 50 veces más potentes que los anticonceptivos normales
  • Porque su consumo continuo (PDS), por ser una sustancia sintética (Levonorgestrel 0.75mg) genera crecimiento celular anormal y esto origina cáncer en el seno y la matriz.
  • Porque atrofia los ovarios de la mujer por los cambios estructurales en las paredes del útero y en las trompas de Falopio.
  • Al desordenar el sistema hormonal normal en su primer mecanismo impide la asimilación del calcio siendo este desajuste la causa de la osteoporosis.
  • Porque como todos los anticonceptivos, como lo mencionó el padre de la genética moderna Jeronome Lejeune, tienen sustancias estrógenos que impiden en los menores de 18 años a completar el desarrollo del cerebro que en esta edad se completa normal y totalmente con todas sus potencialidades. Consecuentemente la PDS afecta el desarrollo del cerebro en forma variable en los menores de 18 años que lo consumen.
  • Igualmente las mujeres menores de 18 años que a esta edad completan el desarrollo de sus ovarios, el consumo de estas pastillas y en general de todo anticonceptivo pueden causar esterilidad, matriz infantil o frialdad sexual para toda la vida.
  • Como todas estas clases de pastillas anticonceptivas y con mayor razón las PDS abortivas, mediante un uso repetido puede producir pérdida ligera de la memoria y riesgo de declinación mental.
  • Las reacciones propias que sabemos que producen en la mujer el consumo de toda pastilla anticonceptiva, como dolores de cabeza, náuseas, malestares, cansancios etc.
  • En conclusión el consumo de pastillas anticonceptivas, inyecciones y de PDS, son sustancias sintéticas (hormonas) que atrofian los ovarios y enferman a las mujeres sanas.