Junio 30, 2022

La expresidenta transitoria de Bolivia, Jeanine Áñez, fue condenada este viernes a 10 años de prisión. Ella es acusada engañosamente de haber realizado un golpe de Estado contra su antecesor, Evo Morales en 2019, anunció el tribunal.

El Tribunal Primero de Sentencia de La Paz dio conocer su fallo “de sentencia condenatoria” de 10 años, a cumplir en una cárcel de mujeres en La Paz, tres meses después de comenzar el juicio y 15 meses después de que la exmandataria fuera encarcelada preventivamente.

El Tribunal, presidido por el juez Germán Ramos, anunció en una audiencia “la sentencia condenatoria” para Jeanine Áñez “por los delitos de resoluciones contrarias a la Constitución e incumplimiento de deberes [...], condenándola a la pena de 10 años”.

La exmandataria fue condenada por incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes.

En su alegato final, Añez señaló que el Tribunal “excluyó” pruebas que descartaban un derrocamiento de Morales en 2019, quien estuvo 14 años en el poder. “Nunca busqué el poder”, afirmó.

La defensa de Añez arguyó que el Tribunal Constitucional Plurinacional reconoció la legalidad del mandato de Áñez e incluso el Congreso, controlado por el partido de Morales, aprobó extender su mandato “constitucional” cuando la pandemia del covid-19 obligó a la postergación de elecciones en 2020.

 

La exmandataria anunció previamente que apelaría un fallo condenatorio: “no nos quedaremos acá, iremos a justicia internacional”. La exgobernante fue juzgada por sus actos como senadora, antes de que asumiera la presidencia de Bolivia, el 12 de noviembre de 2019.

Áñez sucedió a Morales, dos días después de que éste dimitiera, en medio de una fuerte convulsión social. Los opositores denunciaron que Evo Morales había hecho fraude en las elecciones de octubre de ese año, para acceder a un cuarto mandato consecutivo hasta 2025.

 

El largo proceso que vive Áñez

La defensa de Áñez sostiene que a finales de 2019 hubo un vacío de poder ante la renuncia de toda la línea de sucesión y que su llegada a la Presidencia se apegó a los procedimientos de la Constitución.

El proceso comenzó a principios de abril, tras un par de aplazamientos debido a las crisis de salud que presentó Áñez o algunos recursos que planteó su defensa por observaciones a los procedimientos jurídicos.

¡NO SE OYE PADRE!
Las vidas de los negros importan, a menos que sean cristianos nigerianos
 
Por: Kurt Mahlburg - Agencia Zenit
 
¿Dónde está Black Lives Matter cuando importa? Difícilmente se podría imaginar una comunidad más merecedora de la tan pregonada empatía de BLM que los católicos de Nigeria. Ciertamente, encajan tanto con el apelativo de «minoría» como con el de «negro».
El domingo 5 de junio, al menos 50 nigerianos que asistían a una misa católica en el suroeste del país fueron asesinados a tiros en una sangrienta masacre, según Reuters.
Entre los asesinados en la iglesia católica de San Francisco, en la ciudad de Owo, había mujeres y niños. Muchos más resultaron heridos durante el tiroteo.
La policía sigue investigando quién es el responsable del ataque. Reuters proporcionó una pista, informando de que «Nigeria está luchando contra una insurgencia islamista en el noreste y contra bandas armadas que llevan a cabo ataques y secuestros para pedir rescate, sobre todo en el noroeste».
A su favor, muchos medios de comunicación tradicionales han cubierto la historia, aunque ciertamente no con el fervor reservado para un tiroteo masivo en Estados Unidos.
En particular, el silencio es de Black Lives Matter, ese noble grupo activista que una vez prometió «trabajar vigorosamente por la libertad y la justicia para los negros» en su declaración, ahora eliminada, de “Lo que Creemos”.
 

«Nos vemos a nosotros mismos como parte de la familia negra global, y somos conscientes de las diferentes formas en las que somos impactados o privilegiados como personas negras que existen en diferentes partes del mundo», decía la declaración.

«Nos guiamos por el hecho de que todas las vidas negras importan, independientemente de la situación económica, la capacidad, la discapacidad, las creencias o descreencias religiosas, la situación de inmigración o la ubicación», opinaba el credo de BLM.

¿Dónde está Black Lives Matter cuando importa? Difícilmente se podría imaginar una comunidad más merecedora de la tan pregonada empatía de BLM que los católicos de Nigeria. Ciertamente, encajan tanto con el apelativo de «minoría» como con el de «negro».

Tomando prestado otro eslogan de BLM, los cristianos de Nigeria son, sin duda, vidas negras que están siendo «sistemática e intencionadamente atacadas para su muerte», una muerte que ha tenido lugar durante más de una década.

La noticia de la masacre nigeriana surgió al mismo tiempo que un nuevo dato de los CDC revelaba que las armas han superado a los accidentes de tráfico como la principal causa de muerte entre los niños estadounidenses.

«BLM guarda silencio sobre el principal asesino de niños negros», anunciaba el New York Post en un artículo en el que analizaba los datos del CDC.

La mayoría de estas muertes no se produjeron en tiroteos masivos, aclara el Post. Más bien, los datos reflejan una marea creciente de violencia de bandas y otros delitos que se producen de forma desproporcionada en las comunidades afroamericanas, especialmente desde los disturbios raciales de George Floyd.

Según el Post, los jóvenes negros fueron asesinados a un ritmo 11 veces superior al de los jóvenes blancos en 2020, en su inmensa mayoría a manos de otros afroamericanos. Además, «los negros de entre 14 y 17 años cometen homicidios con armas de fuego a un ritmo más de 10 veces superior al de los adolescentes blancos e hispanos juntos».

«Prácticamente ninguna de esas muertes de negros fue protestada por los activistas de Black Lives Matter», lamenta el Post. ¿Por qué? Por una razón muy sencilla: «no hicieron nada para avanzar en la narrativa sobre la letal supremacía blanca».

Aquí encontramos el denominador común entre el silencio de Black Lives Matter tanto en la masacre de Nigeria como en la violencia armada estadounidense. Si no se puede culpar a los blancos de sus muertes, las vidas negras aparentemente no importan.

Resulta que el resentimiento es una pobre base para la justicia. A ambos lados del Atlántico, las vidas importan no porque sean negras, ni sólo si sus depredadores son blancos.

Importan – son inestimablemente preciosos – porque están hechos a imagen y semejanza de Dios. Sobre esta base se puede perseguir la justicia, y la vida tiene un significado final.

Qué consuelo que los muertos de Owo lo supieran.

CONTÁCTENOS

TELÉFONOS

Oficina: (01) 763-6291
Celular: 973093745

DIRECCIÓN

Av. Pablo Carriquiry 721, San Isidro

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a Viernes:
9:00 am - 1:00 pm
3:30 pm - 7:00 pm

REDES SOCIALES

FACEBOOK

FUERA LOS CORRUPTOS
ONG CATÓLICA "SIN COMPONENDA"
PEPE GALEP (ESPIRITUAL)

YOUTUBE

ONG CATÓLICA SIN COMPONENDA
ONG SIN COMPONENDA
INTERNACIONAL

TWITTER

ONG SIN COMPONENDA

Please publish modules in offcanvas position.