En Venezuela, mientras gran parte de la oposición ya adelantó que no participará de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre convocadas por la dictadura de Nicolás Maduro al considerarlas fraudulentas, dos líderes de la oposición venezolana están en conversaciones con el régimen chavista para participar en dichos comicios para renovar la Asamblea Nacional (AN), recoge Infobae.

Así lo afirmó el canciller turco Mevlut Cavusoglu, quien dijo que el excandidato presidencial Henrique Capriles y el parlamentario Stalin González hablaron con funcionarios turcos para que se garantice la presencia de observadores internacionales en la votación, algo a lo que Maduro accedió.

De hecho, Capriles llamó este miércoles a participar en las elecciones parlamentarias: “Quiero anunciar a todos los venezolanos que nosotros no vamos a dejar a la gente sin opción. Este país no va a tener sólo alacranes o Maduro. Nosotros vamos a abrir camino, vamos a apoyar mujeres y hombres que quieran abrir camino”, recogió Infobae.

Por su parte, el Gobierno interino de Venezuela -liderado por Juan Guaidó- emitió un comunicado donde se desmarcó de Capriles y de González: “Queremos ser categóricos: estas acciones se hicieron sin conocimiento ni autorización del Gobierno interino, la Asamblea Nacional, nuestros aliados internacionales, ni del acuerdo unitario alcanzado y anunciado por 27 organizaciones políticas que agrupan a las fuerzas democráticas. Por lo tanto, las desconocemos”, dice el comunicado, recogió Infobae.

En ese contexto, no está de más examinar los principios no negociables de los opositores Henrique Capriles, Leopoldo López y María Corina Machado. Es decir, qué piensan estos opositores venezolanos sobre los principios no negociables para un cristiano en política: vida, familia, libertad de enseñanza y bien común.

Estoy contra la pena de muerte, a favor de la unión civil de personas del mismo sexo, me defino de centroizquierda y me siento cómodo si me llaman 'progresista', afirmó Capriles

Como publicó Hispanidad en su día, Henrique Capriles está a favor del aborto terapéutico, la PDD y la unión civil de personas del mismo sexo, tal y como explicó en un artículo en El Tiempo: "Estoy contra la pena de muerte, a favor de la unión civil de personas del mismo sexo, me defino de centroizquierda y me siento cómodo si me llaman 'progresista'. Estoy de acuerdo con el aborto terapéutico y la píldora del día después".

En lo que respecta al opositor Leopoldo López, la web Cityvega recoge una pregunta que se le hizo sobre el matrimonio gay: "Superados los problemas más urgentes que tienen los venezolanos (inseguridad, empleo, costo de la vida, etc), ¿apoyarías políticas públicas en favor del matrimonio homosexual y la adopción para parejas del mismo sexo?.

A lo que López que respondió: "Mi propuesta de gobierno consiste en todos los derechos para todas las personas. Supone no exclusión de ningún tipo, ni siquiera por orientación sexual. Tiene mi apoyo toda ciudadanía, grupo, colectivo, organización que luche por sus derechos. De hecho, en nuestro partido, Voluntad Popular, estamos dispuestos a abrir el debate a través del movimiento pro-inclusión en el cual también se encuentra la reconocida activista Tamara Adrián”.

Por su parte, la diputada María Corina Machado se pronunció sobre el aborto y el matrimonio gay en estos términos, en una entrevista en Correo del Orinoco: "Creo en el derecho y la igualdad de todos los grupos y todas las minorías. Creo que hay temas cruciales, como éste, como el aborto, como la eutanasia, que van más allá de lo que debe ser una discusión política, porque involucran temas de orden cultural y religioso y pienso que deben ser objeto de una profunda y amplia discusión de todos los sectores del país".

Le repreguntan a Corina Machado: ¿Como diputada daría su voto para aprobar el matrimonio homosexual?

Y responde: "Daría mi voto para que se produzca una discusión para que la sociedad en conjunto llegue a un acuerdo que represente la visión de las mayorías, pero nunca impondría mi posición particular, que la tengo, en un voto de 165 personas".