Martes, 27 Octubre 2020

PROHIBEN A TRANS COMPETIR EN RUGBY FEMENINO

 

La Federación Internacional justifica la medida aduciendo que su presencia eleva el riesgo de lesiones. Las federaciones nacionales tendrán libertar para fijar su política.

World Rugby ha soliviantado a la comunidad LGTBIQ con su última decisión. En un documento hecho público el viernes, la Federación Internacional prohíbe a las mujeres transgénero competir desde ahora en el rugby femenino de élite.

Una directriz que ha generado mucha controversia y que el ente federativo justifica en los resultados de muchos meses de investigación y análisis de las últimas evidencias científicas al respecto. Estas indican, según el texto, que "la seguridad y la justicia no están garantizadas cuando las mujeres compiten contra mujeres transgénero en rugby con contacto".

"Es conocido que los varones biológicos (en cuya pubertad y desarrollo influyen los andrógenos como la testosterona) son entre un 25% y un 50% más fuertes que las mujeres biológicas, un 30% más potentes, un 40% más pesados y un 15% más rápidos", se explica en el documento. Todo esto, aseguran, incrementa "de forma significativa" el riesgo de que dichas mujeres biológicas "se lesionen" jugando contra otras transgénero.

Esas 'ventajas' ya se han intentado atajar en otros deportes como el atletismo (el de la sudafricana Caster Semenya es el caso más sonado y aún se está dirimiendo en los tribunales) y la IAAF fijó en su momento una polémica reducción de los niveles de testosterona a 5 nanomoles por litro durante al menos 12 meses como requisito necesario para que las transgénero pudieran tomar parte en determinadas pruebas.

Excepciones

La nueva norma de World Rugby abre, no obstante, la puerta a que sean las propias federaciones nacionales las que fijen la política al respecto en las competiciones de su incumbencia. No se aplicará en el caso de las modalidades sin contacto, como el touch rugby o el rugby cinta, y tampoco a aquellas transgénero que no hayan pasado por un proceso de pubertad masculino al haber realizado la transición antes. "Los hombres transgénero sí tienen permitido competir con el resto de hombres en rugby con contacto", puntualiza también el texto.