Sábado, 10 Abril 2021

(ENTREVISTA) TODAS LAS NORMAS ÉTICAS ESTÁN VIOLENTADAS. EL FRAUDE ESTÁ CONSUMADO EN EL JNE

 

Conversamos con la expresidenta del Tribunal del OSCE, Mónica Yaya Luyo para que nos dé sus impresiones sobre la inclusión de Martín Vizcarra en el proceso electoral, gracias a un voto cambiado que fue emitido por el presidente del Jurado Nacional de Elecciones, Jorge Luis Salas Arenas.

El presidente del JNE, Jorge Luis Salas Arenas primero quedó en asistir al Congreso. Él se dispensó y no acudió y posteriormente hizo lo mismo el día 16 de febrero y además de no apersonarse al Parlamento emitió un comunicado argumentando que no permitiría intromisiones en su institución ¿Qué opina usted de esa conducta?

Yo creo que el magistrado está escudándose en la autonomía que tienen todos los poderes del Estado para el ejercicio de sus funciones, pero no para la comisión de posibles delitos. Ninguna autonomía constitucional da carta libre para la comisión de posibles delitos. El señor Salas Arenas debe ponerse a disposición del Congreso de la República para investigar si es cierto que su voto se ha visto condicionado por un favor, o beneficio que otorgó el señor Martín Vizcarra a su hermano Héctor Benjamín Salas Arenas a través de la Resolución 492-2014-GR/MOQ  del Gobierno Regional de Moquegua, en donde declaró prescrita la acción sancionadora contra el hermano del presidente del JNE, nada menos que por haber contratado personal sin haber respetado los resultados de un contrato público.

¿Usted cree que el magistrado Salas Arenas debió inhibirse de resolver como dirimente en la apelación de Vizcarra? ¿Acaso hubo un conflicto de interés?

Debió inhibirse no solamente como dirimente; sino también, debió inhibirse de participar en el proceso, porque su sola presencia distorsiona el análisis que debe ser absolutamente limpio y transparente.

¿Solo se ha faltado al plano ético, o podría tener una sanción funcional?

Creo que podría tener una sanción funcional, porque él lo ha ocultado. Desde mi punto de vista, lo ético está sustentado, se ha violentado todas las normas éticas, porque él, por ejemplo, en un caso en el que el involucrado era un señor de apellido Vizcarra Vizcarra, solicitó su inhibición por decoro; pero ahora, se trata de un claro conflicto de intereses, porque él lo ocultó y mintió, además, y dio información falsa. Porque primero dijo en un diario local, que no sabía nada y que había incluso consultado con su hermano y que no sabían que Martín Vizcarra había declarado prescrita la acción sancionadora contra el otro Salas Arenas y lejos de brindar información, el magistrado dijo que no había ningún conflicto de interés. El presidente del JNE ha obstaculizado incluso, la investigación sobre este conflicto, donde él es uno de los principales sospechosos. Él ha brindado falsa declaración ante el pleno del JNE para que no se investigue si es que incurrió, o no incurrió en ese conflicto de intereses.

¿Qué está pasando con el Congreso que no toma cartas en el asunto? Hay instituciones como la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría Pública Anticorrupción y, sobre todo, el Poder Judicial de la doctora Elvia Barrios ¿Por qué ninguna institución emprende acciones contra aquella decisión del JNE?

Todos los derechos ciudadanos se encuentran sometidos en estos momentos a una presunta organización criminal, en la que cada uno de los funcionarios utiliza su cargo para blindar al otro, de tal manera que todos se mantienen blindados en este sistema de corrupción. No olvidemos que la presidente del Poder Judicial que tiene la facultad de designar a la que fue elegida sustituta de Salas Arenas, no lo hace, por lo menos para cuidar la imagen del PJ. Ella no lo ha hecho porque su hermana fue ministra en el gobierno de Martín Vizcarra y no solamente eso. La hermana de ambas, de la presidenta del Poder Judicial y de la ministra Rocío Barrios, contrataba con el Estado, estando impedida según el artículo 11º de la Ley de Contrataciones del Estado y no solamente estaba impedida, sino que constituye un delito contratar con el Estado teniendo a una hermana como vocal de la Corte Suprema y a la otra hermana como ministra, y sobre ese hecho no han avanzado. Allí la presidente del PJ ya tiene un talón de Aquiles y creo que en esta presunta organización criminal también debería investigarse como parte de ella, a quien hoy ejerce de facto el decanato del Colegio de Abogados, la doctora María Elena Portocarrero, porque a ella también le corresponde designar a un representante del JNE que equilibra el poder que en estos momentos está teniendo el señor Jorge Luis Salas Arenas; pero no lo hace. Precisamente con esa omisión de funciones, la decana del Colegio de Abogados de Lima permite que el señor dirima en las votaciones de manera parcializada, a favor precisamente del hombre que sigue siendo todavía el más poderoso del Perú, porque tiene a todos los más altos funcionarios en el aparato estatal designados por él mismo, o por Ollanta Humala.

Usted habla de una presunta organización criminal ¿La Fiscalía qué papel juega, si tomamos en cuenta que Salas Arenas no tiene antejuicio político?

Por supuesto; cualquier despacho fiscal puede denunciarlo, pero sucede que la Fiscal de la Nación es quien ejerce la máxima autoridad administrativa en el Ministerio Público y también se tiene sospechas de una extraña vinculación entre ella y el señor Martín Vizcarra, entonces ¿cuándo se configura una organización criminal? Cuando varias personas que ocupan cargos determinantes en una organización, utilizan esos cargos para favorecer a todo un sistema de corrupción.

¿Usted va emprender alguna denuncia?

Bueno, yo ya hice una denuncia pública. Mire usted, me estoy enfrentando a Martín Vizcarra, y me enfrenté también a María Antonieta Alva y ahora tengo que solicitar la investigación a la ministra Cornejo Mohme, porque estaría vinculada a una empresa que está contratando por millones de soles con el Estado. Creo que también corresponde a fiscales valientes que cumplan con sus funciones, porque para eso reciben una remuneración y para eso juramentaron antes de iniciar el ejercicio de sus cargos. Ya ni siquiera, podemos creer en la Procuradora Anticorrupción, porque la Procuraduría Anticorrupción en el caso de vacunagate no ha denunciado por el delito más grave, que es el de colusión. Simplemente ha brindado un distractor, para hacer creer que la Procuraduría está defendiendo a los ciudadanos peruanos ante este genocidio cometido por Martín Vizcarra. Pero, yo confío todavía en que hay fiscales valientes. 

Usted envió un comunicado público a la presidente del Poder Judicial, Elvia Barrios sobre el tema del JNE ¿Obtuvo alguna respuesta?

En primer lugar, la remisión de la carta de manera formal es absolutamente difícil, no permiten la entrega de cartas en mesa de partes y también es bastante difícil a través del medio virtual, porque solicitan un número de expediente que no existe; por lo tanto, la carta tampoco se puede ingresar de manera virtual y por eso tuve que remitir la carta a través de las redes sociales dirigiéndome al Poder Judicial y también a través de los medios de comunicación. Lo que pasa es que, las más altas autoridades en la estructura del Estado simulan no escuchar, no ver y han tomado por costumbre no responder los reclamos ciudadanos y cuando se trata de actos de corrupción, ellos creen que no tienen el deber de darnos una explicación, por eso, que de la señora Elvia Barrios no he recibido ninguna respuesta a pesar que es ampliamente conocido que le estoy solicitando que fije a la sustituta elegida para ocupar el cargo del señor Salas Arenas, ante esta denuncia que pone en tela de juicio la imparcialidad de ese señor.

Entonces, la doctora Barrios no se ha sentido aludida.

No es que no se sienta aludida. Ella sabe y se siente aludida. Lo que pasa, es que se ha instalado un sistema virreinal en el que creen que no le deben ninguna explicación a la ciudadanía y que ellos pueden hacer lo que quieran y cometer los delitos que quieran, como contratar con el Estado las veces que quieran y simplemente, no tienen que dar ninguna explicación a la ciudadanía.

¿Qué opina de la posición del Congreso que, ante la respuesta desafiante de Salas Arenas se han quedado inertes? ¿La Comisión de Constitución tiene prerrogativas para emplazar al jefe del JNE?

La Comisión de Constitución sí tiene prerrogativas para emplazarlo y además tiene el campo abierto para denunciarlo ante la opinión pública. También la opinión pública debe otorgar apoyo a su Congreso, porque si estamos ante un tsunami de actos de corrupción es porque la propia ciudadanía ha desarmado a su Congreso. Mire, le soy sincera. Yo no creo que este Congreso sea uno de los mejores que hayamos tenido; allí falta la presencia institucionalizada de Partidos Políticos fuertes. Pero hay congresistas que están haciendo su trabajo, el señor Carlos Mesía, el propio Edgar Alarcón y si es que tiene algo qué responder, responderá ante la justicia, pero también que respondan a él con las denuncias que viene haciendo que son graves y demostradas y también he escuchado al señor Otto Guibovich. Tenemos congresistas que están haciendo su trabajo, pero falta que la ciudadanía respalde al Congreso, porque este ya está desprestigiado de manera premeditada por Martín Vizcarra, para que nadie pueda controlar el poder que tiene esta presunta organización criminal.

Falta poco para las elecciones generales ¿Se estaría cocinando un posible fraude en las urnas? ¿Qué nos espera en estas elecciones?

Bueno, si postergan las elecciones… eso solo sería la cereza que adorne el pastel, porque en realidad el fraude ya está consumado desde el momento que se ha eliminado a Partidos Políticos fuertes que pueden hacer un contrapeso contra esta organización criminal en estos momentos liderada por Martín Vizcarra. Yo creo que el fraude está consumado y desde mi punto de vista, prácticamente no vamos a tener alternativas de elegir, por lo tanto, no hay elecciones. A una gran cantidad de peruanos nos están poniendo en la posibilidad de elegir solamente, entre los “partidos” de Martín Vizcarra, y seguramente entre un solo candidato al que los medios de comunicación y los afines a Vizcarra lo atacarán fuertemente. En realidad, ya nos robaron las elecciones a todos los peruanos y digamos, que casi todo el tablero está a favor de los partidos afines a Vizcarra. Martín Vizcarra y el JNE no nos han permitido que tengamos elecciones este 11 de abril. Ellos van a tratar, a través de los grandes medios de comunicación, uno de los cuales está vinculado a una ministra del señor Sagasti, de atacar, quizás al único opositor que tengan los “partidos” de Martín Vizcarra. Y entonces, vamos a tener la alternativa de votar entre “7 partidos” de Martín Vizcarra, contra uno que va a recibir todos los golpes de los medios de comunicación financiados por él y también por el gobierno del señor Francisco Sagasti.