Lunes, 21 Septiembre 2020

EL MOVIMIENTO QANON Y TRUMP CONTRA LOS PEDÓFILOS Y SATÁNICOS OPERADORES DE TRÁFICO SEXUAL DE NIÑOS

 
Los seguidores de QAnon afirman que el mundo está dirigido por un grupo de pedófilos y satanistas que conspiran contra Trump y operan una red mundial de tráfico sexual de niños.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, se negó a criticar el movimiento QAnon, y alegó que oponerse a una conspiración satánica de pedófilos no estaría mal.

Los seguidores de QAnon afirman que el mundo está dirigido por un grupo de pedófilos y adoradores de Satanás que conspiran contra Trump, mientras operan una red mundial de tráfico sexual de niños. Comenzó como una teoría de la conspiración, marginal en Internet, pero recientemente se ha introducido en la corriente principal del Partido Republicano.

"No sé nada sobre ellos. Entiendo que les agrado mucho, lo que aprecio", dijo Trump en una conferencia de prensa en la Casa Blanca este miércoles. "He escuchado que estas son personas que aman nuestro país".

Cuando una reportera le dijo que los partidarios del movimiento aparentamente creen que él está salvando al mundo de una conspiración de pedófilos y caníbales satánicos, Trump respondió: "¿Se supone que eso es algo malo?"

 

 

 

 

 

 

 

"Estamos salvando al mundo de una filosofía de izquierda radical que destruirá este país", señaló Trump."Y si este país cae, luego el resto del mundo lo seguirá ".

El líder estadounidense enmarcó la respuesta en el contexto de los disturbios actuales en Portland y en otras partes de la nación norteamericana, diciendo que a los seguidores de QAnon simplemente no les gusta ver lo que está sucediendo en ciudades gobernadas por demócratas.

¿En qué consiste la teoría?

El movimiento, que en mayo de 2019 fue calificado por el FBI como una posible amenaza de terrorismo interno, tras numerosos incidentes de violencia, proviene de un internauta conocido como QAnon, que dice tener acceso a los altos mandos del Gobierno de EE.UU. y afirma que sus publicaciones son evidencia de que la élite de funcionarios de Washington, así como de estrellas de Hollywood, no solo planean un golpe de Estado en el país, sino también son partícipes de asesinatos y rituales satánicos, además de operar masivas redes de pedofilia.

No obstante, esta teoría de la conspiración, a diferencia de otras como el 'Pizzagate', argumenta que esos problemas están siendo resueltos por el presidente Donald Trump, que de la mano de la cúpula militar estadounidense trabaja —según QAnon— de forma discreta para arrestar a los miembros del denominado 'Deep state' ('Estado profundo'), contrario a su Administración y envuelto en esas presuntas actividades ilícitas.

Según los seguidores de la teoría, que la han adoptado como verdadera y la han convertido en un movimiento, el inquilino de la Casa Blanca, a través de mensajes ocultos en sus declaraciones públicas, les hace saber que está cumpliendo con su papel de 'justiciero'. Coincidentemente, las primeras publicaciones de QAnon comenzaron en octubre de 2017, días después de que Trump anunciara ante periodistas —sin proveer explicación alguna— que "se acercaba una tormenta".