Jueves, 24 Septiembre 2020

ESPAÑA Y BÉLGICA VAN REACCIONANDO Y SE LEVANTAN CONTRA LAS ACCIONES DE SUS GOBIERNOS EN RELACIÓN A LA PLANDEMIA

 
UNA NOTICIA CENSURADA EN CIERTOS MEDIOS NACIONALES E INTERNACIONALES
 
En las capitales de España y Bélgica se podían leer pancartas contra las acciones del gobierno y la negligencia sobre el coronavirus y las posibles vacunas contra el SARS-Cov-2.
Unas 200 personas en Bruselas y otras 2 mil 500 en Madrid se manifestaron contra las restricciones anti-Covid-19, que consideran "liberticidas" y "atentar contra los derechos humanos". Hace una par de semanas se registró una movilización de hasta 20 mil personas en Berlín.
 
Emblemas como "Corona-circo", "es mi cuerpo, es mi elección", "las personas sanas no deberían llevar mascarillas" y "una auténtica tortura" se podía leer en letreros y pancartas de los manifestantes, que apuntaron contra el uso obligatorio de cubrebocas, y también despotricaron contra proyectos de vacunas y hasta la tecnología 5G.
"No son los virólogos ni los médicos los que van a dictar las reglas en nuestro país", criticó Michel, un manifestante en Bruselas que prefirió no dar su apellido, añadiendo que están hartos de que "nos tomen por niños".
El uso de mascarillas se hizo obligatorio el 12 de agosto en toda Bruselas y sus alrededores con una población de 1.2 millones de habitantes, tras un resurgimiento de la pandemia que ha provocado la muerte de casi 10 mil personas en todo el país. La convocatoria a las manifestaciones fue lanzada días antes en las redes sociales por un colectivo de ciudadanos, bajo el lema "Viruswaanzin" ("locura viral" en flamenco), una rama local de un movimiento que irrumpió recientemente en Holanda.
En tanto, la policía en Madrid informó que unas 2 mil 500 personas se concentraron en la plaza de Colón en contra del uso obligatorio de cubrebocas y de otras medidas implantadas por el gobierno de Pedro Sánchez para hacer frente al coronavirus. Las críticas no han quedado ahí, pues también han culpado a las autoridades de crear "una falsa pandemia" y han pedido a la OMS que cese en sus protocolos, ya que "las consecuencias colaterales de esta pandemia es que ya han muerto más de 1.4 millones de personas tuberculosas" y consideran que al finalizar el verano "lo harán alrededor de 300 mil al día, pero éstas de hambre".
Así lo ha manifestado el escritor y político ecologista Esteban Cabal que, manifiesto en mano, ha dado sus argumentos de porqué considera el coronavirus como una falsa pandemia.
"El virus SARS-CoV-2 todavía no ha sido aislado y purificado. No existe evidencia científica para declarar la pandemia y para afirmar que este virus es patógeno. Además están diagnosticando como enfermos a personas que no lo son, porque se basan en unos PCR que son inespecíficos y no son un test de diagnóstico", afirma.
 
Convocada a través de las redes sociales, la manifestación ha reunido "entre 2 mil 500 y 3 mil" participantes, según el cómputo realizado por la policía y notificado a la delegación de gobierno, y en ella se ha podido ver a personas sin mascarillas. Otras muchas han portado pancartas en las que se podía leer, por ejemplo, consignas como: "el sistema controla a través del miedo y la prensa manipula"; "el covid-19 sí tiene cura pero está prohibida, no quieren protegerte" u otra en inglés que decía "born to be free (nacidos para ser libres)".
También ha habido críticas a otras medidas implantadas recientemente por el Ministerio de Sanidad para frenar los rebrotes en toda España, y, en este contexto, se han podido leer pancartas como: "yo formo parte de esos más de 200 mil trabajadores que pagan sus cuentas trabajando en el ocio nocturno" o "los artistas también comemos". Acompañando las pancartas se han podido escuchar también un sinfín de cánticos, desde "¡terroristas, terroristas" a "no más ancianos asesinados" pasando por "fuera los bozales, no somos animales" o "Illa, Illa, Illa, fuera la mascarilla", en referencia al Ministro de Sanidad, Salvador Illa, entre otros muchos más.
 
 
En días previos a esta concentración se generó una polémica en Twitter después de que el cantante Miguel Bosé colgara varios vídeos dando su apoyo e, incluso, haciendo un llamamiento a la gente para que acudiera este domingo a la Plaza de Colón, aunque él, al final, no ha asistido.
"Muchos ciudadanos queremos mostrar nuestro desacuerdo con las medidas implantadas en España por el covid-19 y por eso nos vamos a manifestar este domingo en Madrid", afirmaba Bose, quien, asimismo, pedía a los manifestantes que usaran mascarillas para que "no puedan acusarnos de rebrotes, disolver la manifestación o arrestarnos, dividirnos y enfrentarnos".
 
 
Las críticas hacia Bosé, cuyas publicaciones han recibido más de diez mil comentarios, no tardaron en llegar, incluso de propios colegas de profesión en España como Ismael Serrano, Marwán, Andrés Suárez o Luis Cepeda, quienes han cargado duramente contra el artista.
Y es que la figura de Miguel Bosé está siendo muy polémica en las últimas semanas, pues, a su postura contraria al uso de mascarilla, hay que sumar otras no menos controvertidas en la que se mostraba también en contra de las vacunas e, incluso, del 5G.