Miércoles, 21 Octubre 2020

JUGANDO A SER DIOS: PREMIAN LA REBELDÍA DE MODIFICAR EL GENOMA HUMANO

 
SO PRETEXTO DE MODIFICAR EL GEN EXISTENTE EN LAS PERSONAS HUMANAS CON SENTIDO DE CURA DE ENFERMEDADES, SE ESCONDEN LAS INTENCIONES DE REESCRIBIRSE UN ADN POR LA INTERVENCIÓN DEL HOMBRE, CON LA FINALIDAD DE PERFECCIONAR LAS VACUNAS QUE YA ESTÁN APRUEBA EN PAÍSES DE TERCER MUNDO

Dos mujeres genetistas, la francesa Emmanuelle Charpentier y la estadounidense Jennifer Doudna, recibieron este miércoles el Premio Nobel de Química por sus investigaciones sobre las "tijeras moleculares", un avance "revolucionario" para modificar los genes humanos y reescribir de alguna manera el ADN.

El galardón quiere recompensar "un método de edición de genes" que "contribuye a desarrollar nuevas terapias contra el cáncer y puede hacer realidad el sueño de curar enfermedades hereditarias", subrayó el jurado en Estocolmo.

"La posibilidad de cortar el ADN donde se quiera ha revolucionado las ciencias moleculares. Solo la imaginación fija los límites del uso de esta herramienta", dijo el jurado del premio.

Su uso es fácil, barato y permite a los científicos 'cortar' el ADN exactamente donde quieren, para por ejemplo corregir una mutación genética y curar una enfermedad rara. El descubrimiento es reciente, pero ha sido citado desde hace algunos años como candidato al Nobel.