Jueves, 03 Diciembre 2020

REACTIVOS Y RESPIRADORES ES LA CLAVE PARA PARAR EL GRADO DE MORTALIDAD

LA OMS DEBERÍA INTERVENIR CON SUS DONANTES DE LABORATORIOS QUE LO SOSTIENEN PARA DAR RECOMENDACIONES
A VER SI LA OMS HACE ENTREGA GRATUITA A PAÍSES EN VÍA DE DESARROLLO, ASÍ COMO REGALA Y VENDE PASTILLAS ABORTIVAS

¿Faltan reactivos? ¿Son suficientes los respiradores? ¿El miedo generó ausentismo entre los prestadores de servicios de salud? Son algunas de las preguntas que enfrentan a diario quienes deben coordinar el trabajo a realizar en la Argentina para frenar el avance de la pandemia de coronavirus -lo que ya es un hecho- para, en el mejor de los escenarios, poder amesetar la circulación del virus y darle soporte a quienes se contagien.

Está comprobado, por lo ocurrido en países como España e Italia, que la mortalidad aumenta cuando no se pueden atender a los pacientes; cuando los sistemas de salud colapsan ya sea por falta de identificación de los casos, por mala clasificación de los mismos, por errar el lugar y los tiempos de las cuarentenas y por otros factores que los responsables en la Argentina dicen ya haber tomado nota y aprendido de esos países para no replicar las malas prácticas que solo llevaron a que la curva sea ascendente en cantidad de contagiados y de muertes.

La gran clave está en dos insumos vitales: reactivos y respiradores. Ambos con capacidad limitada por falta de disponibilidad y fabricación local. Ambos, además, son solicitados por grandes potencias mundiales donde el poderío político y los recursos económicos no son un problema como sí sucede en la Argentina.

El virus lleva en la historia de la humanidad apenas 76 días y fue Alemania el primer país en producir reactivos a escala y venderlos a otras naciones. La primera gran entrega a nivel mundial la realizó la Organización Mundial de la Salud (OMS), a la Argentina llegó una única tanda de 3.000 reactivos que fueron los utilizados hasta la fecha por el Malbrán.

A los pocos días de haberlos recibido ya se sabía que no iban a ser suficientes. Fue entonces cuando se ordenó la compra de 52.500 reactivos más. Esos no están todos en el país. La primera entrega fue de 7.500 el viernes pasado y se espera que siga llegando esa misma cantidad durante los próximos viernes.