Miércoles, 12 Agosto 2020

MIENTRAS QUE LA MAYORÍA DE LA PRENSA PERUANA SE RINDE ANTE EL GOBIERNO DE VIZCARRA, DIARIO ESPAÑOL EL MUNDO DESLINDA DE PARTICIPAR EN RUEDAS DE PRENSA-FARSA EN RELACIÓN AL COVID-19

EL MUNDO no participará en las ruedas de prensa-farsa

Mientras el Gobierno no rectifique, este diario dejará de hacer preguntas en estos escandalosos sucedáneos de ruedas de prensa.

El derecho a la información es uno de los derechos fundamentales de los españoles, como consagra la Constitución. Los medios de comunicación no somos los titulares de ese bien tan preciado, sino los vehículos necesarios para que los ciudadanos puedan acceder a información veraz y formarse su propio criterio. Por ello nuestro trabajo tiene también la consideración de labor esencial en unas circunstancias como las actuales, en estado de alarma. Así pues, EL MUNDO no puede seguir participando en una anomalía democrática que ya ha adquirido la categoría de auténtico escándalo como son los sucedáneos de ruedas de prensa que ha impuesto el Gobierno con la excusa de la pandemia. El rigor profesional, la ética periodística y nuestro compromiso con los lectores nos llevan a anunciar la decisión de dejar de participar en farsas en las que desde el presidente del Gobierno al último de sus técnicos están incumpliendo con su obligación de rendir cuentas a la opinión pública. A pesar de las denuncias de las asociaciones de la prensa, el secretario de Estado de Comunicación, ejerciendo de comisario político, sigue controlando las preguntas que se le hacen a Pedro Sánchez, filtrándolas a su gusto, impidiendo que se pueda repreguntar y permitiendo a su líder que, en vez de contestar a los medios, aproveche para soltar largos mítines de autobombo. La tecnología hoy facilita que podamos ejercer nuestro trabajo, sin riesgo alguno, pero el Gobierno prefiere usar la mordaza. Mientras no rectifique, nosotros nos apeamos de este fraude a los ciudadanos.