Martes, 27 Octubre 2020

LA OMS RETROCEDE Y AHORA DICE A LOS PAÍSES QUE DEBEN EVITARSE LAS CUARENTENAS

 
El encargado del organismo para la pandemia en Europa considera que es preferible llevar a cabo planes de rastreo y hospitalización.

David Nabarro, asesor especial de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha pedido a los países que dejen de usar el confinamiento como método principal para controlar el covid-19. "Desarrollen mejores sistemas para hacerlo, trabajen juntos y aprendan unos de otros", comentó el experto, al que evocó los planes de rastreo y la hospitalización como medidas preferibles para tratar la nueva enfermedad.

"El único momento en el que creemos que un confinamiento está justificado es paraganar tiempo para reorganizar, reagrupar, reequilibrar los recursos y proteger a los trabajadores de la salud que están agotados, pero, en general, preferimos no hacerlo", explicó el Dr. Nabarro en una entrevista concedida a The Spectator que salió publicada el pasado jueves.

En este sentido, el asesor recuerda que los cierres "solo tienen una consecuencia que nunca hay que menospreciar": la de hacer que "la gente pobre sea mucho más pobre".

"Espantosa catástrofe global"

Según Nabarro, el impacto económico en los países pequeños que dependen del turismo y el aumento de los niveles de pobreza son dos efectos importantes de las cuarentenas y citó como ejemplo los daños sufridos en lugares como el Caribe o el Pacífico debido a la cancelación masiva de los viajes o las pérdidas de los pequeños agricultores en todo el mundo porque sus mercados han sido golpeados.

Por eso, al igual que otras organizaciones internacionales, el experto alertó que la pobreza mundial podría duplicarse para el próximo año.

“Mire lo que está sucediendo con los niveles de pobreza; parece que es muy posible que la pobreza mundial se duplique el próximo año”, dijo Nabarro. “Es muy posible que tengamos al menos una duplicación de la desnutrición infantil porque los niños no reciben comidas en la escuela y sus padres, en familias pobres, no pueden pagarlo. En realidad, esta es una catástrofe global terrible y espantosa”.