Sábado, 10 Abril 2021

PARLAMENTO AUSTRALIANO DISPUSO QUE LOS GIGANTES TECNOLÓGICOS REMUNEREN A LOS MEDIOS IMPRESOS POR EL USO DE SUS CONTENIDOS

 

La ley se aprobó después de que Facebook y Google llegaran a acuerdos para evitar verse sometidos a arbitrajes vinculantes.

Esta ley podría servir de modelo para resolver conflictos entre los gigantes tecnológicos y los reguladores globales con el fin de equilibrar las relaciones entre los medios de comunicación tradicionales -en apuros financieros- y los gigantes que dominan internet y captan buena parte de los ingresos publicitarios.

El gobierno declaró que la ley garantizará que las empresas de prensa “reciban una remuneración justa por el contenido que generan, contribuyendo así a mantener el periodismo de interés público”.

Google pagará por las noticias que aparecen en su nueva herramienta Google News Showcase y Facebook remunerará a los proveedores que aparezcan en su producto News, que lanzará en Australia este año.

Esta ley desató un enfrentamiento entre Facebook y el gobierno australiano. Después de haber bloqueado la publicación de enlaces a noticias de medios locales o internacionales en respuesta al proyecto de ley, el propietario de Instagram y WhatsApp acabó dando marcha atrás, con un acuerdo de último minuto con las autoridades.

¿NO AL ARBITRAJE?

Facebook y Google disponen a partir de ahora de dos meses para alcanzar otros acuerdos de cara a evitar un arbitraje vinculante.

“Ya hemos invertido 600 millones de dólares desde 2018 para respaldar a la industria de los medios de comunicación y prevemos invertir al menos 1,000 millones más en los tres próximos años”, escribió el miércoles Facebook.

“Reconocemos que el periodismo de calidad está en el centro de cómo funcionan las sociedades abiertas, informando y empoderando a los ciudadanos y haciendo que los poderosos rindan cuentas”, añadió.
“Facebook quiere hoy más que nunca asociarse con los editores de la prensa”, se limitó a afirmar.

En octubre pasado Google había aceptado pagar 1,000 millones de dólares en tres años a medios de prensa como los alemanes Der Spiegel y Die Zeit, con el fin de utilizar sus contenidos para una nueva herramienta bautizada Google News Showcase.