Sábado, 11 Julio 2020

LA INTROMISIÓN DEL ESTADO EN LA IGLESIA


LOS MINISTROS MORÁN Y ZEBALLOS ANTE UNA PREGUNTA QUE SE LE HICIERA SOBRE LAS ACTIVIDADES RELIGIOSAS,TENIENDO EN CUENTA QUE MUCHAS PARROQUIAS EN LIMA HABÍAN AUMENTADO EL NÚMERO DE MISAS PARA TENER MENOR CANTIDAD DE FIELES A FIN QUE NO SUPERE EL NÚMERO DE 300 COMO MENCIONÓ EL GOBIERNO, DIJERON:

LA MISMA PRENSA MERMELERA PREGUNTÓ AYER PARA QUE NO EJERZAMOS NUESTRA OBJECIÓN DE CONCIENCIA
¿Habrá misas?
No. Se han suspendido actividades civiles y religiosas, así como cualquier otro tipo de reunión que ponga en riesgo la salud pública.

La disposición sabemos que viene desde fuera, porque a los negocios y Bancos que maneja los empresarios foráneos si se les permite controlar el número de clientes para cumplir con las normas de tener un aforo menor a 300 personas

Sin embargo, para los derechos de los fieles católicos y los cristianos evangélicos también es atentado discriminatorio , anticristiano y propiciar violencia, la prohibición contra sus libertades. Por eso estamos como estamos, crisis moral, crisis espiritual, crisis social, crisis política , crisis económica y crisis de gobernabilidad.

Ante una Iglesia jerárquica y sumisa al poder de turno al final se quiere gobernar por imposiciones del orden mundial, SIN DIOS, SIN PATRIA Y SIN FAMILIA. ADEMÁS, SIN POBRES, PORQUE SI LA MISMA IGLESIA QUE AYUDA A TODOS LOS GOBIERNOS PARA ASISTENCIAR CON VÍVERES Y ROPA A LA CLASE POBRE A NIVEL NACIONAL VAN A ESTAR CERRADAS Y NO RECIBIRÁN DONACIONES PARA LLEVAR A LUGARES NECESITADOS, NO SÓLO SE LES PRIVA DEL ALIMENTO DEL ALMA SINO DEL ALIMENTO MATERIAL.

DE ESTAS AUTORIDADES SE PUEDE ESPERAR TODO PERO QUE TRISTE Y DECEPCIONANTE QUE LA JERARQUÍA ECLESIAL NO SEPA DISCERNIR ANTE ESTAS CIRCUNSTANCIAS QUE SE NOS PONE COMO PRUEBA.