Jueves, 25 Febrero 2021

LO QUE SE SABÍA LO CONFIRMÓ MECHE ARÁOZ

 

Varias acusaciones hacia periodistas salen a la luz después de que la ex vicepresidenta de la Republica, Mercedes Aráoz haya escrito su libro autobiográfico “Meche” dónde relata varios aspectos de su vida política, y hace hincapié en las elecciones del 2016, cuando Pedro Pablo Kuczynsky postuló a la presidencia pero con ayuda de varios periodistas.

Los nombres de: Cecilia Valenzuela, Gustavo Gorriti, Rosa María Palacios y Glatzer Tuesta flotan en la superficie puesto que Mercedes Araóz alega que ellos le ayudaron al ex presidente Pedro Pablo para ganar las elecciones de aquel entonces, sugiriendo qué decir en los debates, además de nombrar frases célebres captando la atención del público en general.

El error está en que un periodista debe ser neutral; imparcial en la política y demás ámbitos del entorno puesto que su trabajo se basa en informar más no en influir como asesores a los postulantes a la presidencia de la República. Además, señala Araóz, que Cecilia Valenzuela iba a casa de Pablo Kuczynsky para entrenarlo en los debates presidenciales, pero él no se aplicaba y le era frustrante a la periodista continuar con su tarea, a lo que decidió otorgarle el libro 2 de Historia de la Corrupción en el Perú; Valenzuela, empero, fue la periodista escogida para realizar el media training a PPK para el primer debate presidencial. Gustavo Gorriti comunicó a Rosa María Palacios para que participara en un simulacro en el debate interpretando ser Keiko Fujimori.

El resto de los periodistas ofrecían entrenamiento, ideas, frases para Kuczynsky para los debates electorales.

Son acusaciones fuertes de periodistas que ayudaron en el medio a un político con una lista de actos corruptos. Y más aún, ¿por qué un candidato a la presidencia debe recibir apoyo para un debate? Los postulantes deben ser oradores natos, personas limpias y profesionales. Por un motivo tienen sus asesores que no necesariamente sean periodistas que busquen un beneficio político.