Jueves, 25 Febrero 2021

2020, AÑO EN EL QUE LA POBREZA HA AUMENTADO DEL 20% AL 30%

 

Moisés Naim dijo hace algunos años en CADE que la gran noticia era que el crecimiento de la economía durante tres décadas había formado en el Perú una pujante clase media, que podía llegar al 40% de la población.

La mala noticia es hoy que, con la pandemia y el cierre de la economía, el caos y el ruido políticos incesantes del último quinquenio, el absoluto desorden del país ha terminado por producir, según Naciones Unidas, que la pobreza en el Perú pase del 20% al 30% de la población. En efecto, Unicef estima, medido monetariamente, que 3.3 millones de personas cayeron en la pobreza en 2020. Es exactamente lo que Moisés Naim previno que debíamos impedir a cualquier costo.

El informe de Unicef prevé, además, que la pobreza extrema afecte al 9.5 % de niños y adolescentes, un porcentaje superior al 4.2 % de 2019. “Son cifras comparables a las que tenía el Perú hace 10 años”, comenta la funcionaria de Unicef. “Son datos realmente duros. Tememos que este año se doble la pobreza extrema” al pasar de 452 mil niños y adolescentes en 2019 a 974 mil en 2020, remarcó.

A nivel global, de acuerdo con las estimaciones de la ONU, el aumento de la pobreza será de 15 % en los niños y adolescentes, la cifra sube al 22 % en América Latina y en el Perú alcanza al 43 %. Según la Municipalidad Metropolitana de Lima, en las cercanías de la capital existe hoy más de 750 ollas comunes. Las familias pagan 1 sol por comida y se rotan de manera que a cada una le toca cocinar un día por semana.

En este escenario, la entrega de bonos por el gobierno en el contexto de la emergencia viene siendo la operación financiera estatal más grande en la historia del país.

Pero se trata de una ayuda por definición limitada en el tiempo. Y una que, sin embargo, junto con los programas de ayuda a las empresas y sus trabajadores para facilitar la reactivación, ha llevado al déficit fiscal y a la deuda más grande en 30 años.

Antes de la pandemia se debatía la urgente necesidad de pone el déficit fiscal bajo control regresándolo a 1%, como manda la ley, desde el 3% o más a que había llegado. Hoy puede llegar a 10 % o más. Nadie sabe.

Lo mismo la deuda. Era de 27% y la ley dispone que no debía pasar nunca del 30% para evitar la experiencia funesta de los años 80. Ambos candados, el del déficit y el de la deuda habían sido respetados por 30 años. Hoy la deuda has sobrepasado largamente el 27% y se hallaría en 39%, aproximadamente.

CRÉDITO A LAS EMPRESAS FUE DE LOS MÁS ALTOS DEL MUNDO

Debido a Reactiva Perú, la tasa de crecimiento del crédito a las empresas fue de 22.3 por ciento en noviembre de 2020, una de las más altas a nivel internacional. Comparado con países desarrollados y otros emergentes, se aprecia que esa variación está por encima de las registradas en Estados Unidos (14.3 por ciento), Francia (11.4 por ciento), Rusia (7.4 por ciento) y Alemania (6.2 por ciento). Asimismo, es mayor a las tasas en países de nuestra región como Brasil (22.1 por ciento), Chile (7.2 por ciento), Colombia (4.4 por ciento), Costa Rica (3.8 por ciento) y México (3.5 por ciento).

El crédito total al sector privado –que incluye préstamos otorgados por bancos, financieras, cajas municipales y rurales y cooperativas– creció 12.4 por ciento en noviembre respecto a similar mes del año anterior. El crédito en soles registró un crecimiento anual de 20.9 por ciento en noviembre, mientras que los préstamos en dólares se redujeron 11.4 por ciento.

Las acciones expansivas de política monetaria, incluyendo Reactiva Perú, sostuvieron la cadena de pagos y llegaron a más de medio millón de empresas (502 mil), de las que el 98 por ciento son mypes, con financiamiento a tasas de interés históricamente bajas, de 2% a 4%.

LA ORGÍA DEMAGÓGICA DEL CONGRESO

Luego de la primera vacancia de la Presidencia en este malhadado quinquenio, producto del conflicto de poderes fuera de control, lejos de amainar este recrudeció hasta llegar a la disolución del Congreso, que a su vez llevaría a la segunda vacancia de la Presidencia en una cadena de hechos funestos.

Fuera ya de todo equlibrio con el Ejecutivo, que ha abdicado por completo de toda responsabilidad, ajeno por completo a la realidad, el Congreso se dedicó a una verdadera orgía de demagogia.

Como es sabido, compitiendo en generosidad con el Ejecutivo, el Congreso aprobó de un plumazo el retiro de fondos del sistema de pensiones público -la ONP- por un monto que asciende a 16 mil millones de soles. Esos recursos no existen. El Tesoro ha venido poniendo mil millones de soles anuales de los contribuyentes en la ONP para cumplir con el pago de pensiones.

Antes de eso, el Congreso ya había aprobado el retiro del fondo de pensiones privado de hasta 17,200 soles por persona, lo que reduce el fondo privado en un monto aún mayor que el anterior.

Todo esto sin prestar atención alguna a las opiniones técnicas del propio poder Ejecutivo y en particular del nuevo ministro de Economía, Waldo Mendoza.

Las últimas expresiones de la orgía demagógica parlamentaria han incluido la derogación de la Ley de Promoción Agraria, que permitió el surgimiento de la agroindustria de exportación del Perú en la economía global.

No hacía falta alguna tirar al niño por la ventana junto con el agua del baño, lo que hacía falta era regulación y fiscalizar a las empresas que incumplían la ley. El 99.5% de los trabajadores en las empresas grandes son formales. La mitad son informales en las empresas medianas y pequeñas. Había que fiscalizar el cumplimiento de la ley en estas.

Es por razones políticas que se derogó el marco legal entero y la industria quedó flrotando en el vacío legal. Luego de más de una semana de total incertidumbre, el pasado martes el Congreso aprobó por fin el texto sustitutorio de la Ley del régimen laboral agrario. Lo hizo en primera votación con 58 votos a favor. Las abstenciones y los votos en contra sumaron 61. Inmediatamente, el Congreso exoneró la ley de segunda votación.

Hoy la agroindustria peruana se ve ante una nueva ley cuyos costos son incluso difíciles de estimar para cada una de las decenas de situaciones diferentes que la casuística incluye.

Como el Congreso no puede establecer una remuneración mediante ley, lo que es inconstitucional, se dio maña para sacarle la vuelta a la Constitución aprobando un “bono no remunerativo” que aumentara los ingresos de los trabajadores en un porcentaje importante. “El incremento no podía ser remunerativo porque hubiera sido inconstitucional, por eso lo que aprobamos fue una bonificación”, manifestó el presidente de la Comisión del Congreso con gran satisfacción por la maña. Según dijo, los trabajadores estarían conformes con el bono equivalente al 30 % de una remuneración mínima vital. Se equivocó. Los trabajadores tomaron las carreteras del Norte nuevamente en las ultimas horas al parecerles poco el aumento. Esto en el Año Nuevo del Bicentenario de la República.

PERÚ ES EL SEGUNDO PAIS EMERGENTE EN SOLIDEZ MACROECONÓMICA

El Perú se ubica como el segundo mercado emergente de mayor solidez macroeconómica según el Bank of America (BofA), por la recuperación prevista en 2021, una inflación anual controlada, un alto nivel de reservas y un fuerte nivel de superávit comercial.

En su ranking semestral de 71 economías de Mercados Emergentes Globales (GEM por sus siglas en inglés), BofA colocó al Perú en el segundo lugar, por encima de Rusia, Israel y China. Explicó que para el próximo año se prevé el mayor crecimiento del PBI del GEM desde 2011 (6.3%), y colocó a Perú entre los tres países con la más alta tasa de expansión.
“Este repunte también ayudaría a mejorar algo la situación fiscal, que sigue siendo el talón de Aquiles de muchos países”, afirmó BofA.

“EL PERÚ PUEDE REVERTIR LA CRISIS”, DICE FITCH

El Perú posee las herramientas necesarias para una rápida recuperación de su economía, manifestó Fitch Ratings esta semana. Proyectó una recuperación de 9% delPBI en el 2021.

De acuerdo con la agencia calificadora, el rebote será en forma de ‘V’ y se verá favorecido por cinco factores.

El primero es el llamado efecto estadístico. Dada la severa caída de este año, el crecimiento del 2021 se verá explicado en un 50% por un “efecto rebote”. En segundo lugar, se impulsarán las inversiones mineras, en la construcción, y la inversión pública. El tercer factor es la recuperación del consumo de las familias, condicionado a la mejoría del mercado laboral. El cuarto factor, a partir del segundo semestre del 2021, sería que las vacunas contra la covid-19 ya estén a disposición. Y el quinto factor, que la política monetaria se mantenga expansiva hasta el 2022.
Al hacer un balance de este año, Fitch Ratings ratificó que la contracción de la economía será aproximadamente de -12% “una de las más severas en la categoría BBB”, precisó. Pero aseveró que el BCR respondió decisivamente con la reducción de la tasa de interés de referencia a 0.25%, la tasa de política monetaria más baja registrada en América del Sur.

“El Perú consolidó su credibilidad de política monetaria por muchos años, lo que le permitió acceder a créditos internacionales para enfrentar la coyuntura”, concluyó.

Habló de una “firme recuperación en marcha desde el segundo semestre de este año, liderado por el efecto del precio de cobre en las exportaciones”, puntualizó.

LA ÚLTIMA SESIÓN DEL CONGRESO

En la última sesión de la Legislatura que quizás sea la de más triste recordación en la historia de la República, el Congreso procedió a aprobar una ley que permite al BCR poner topes a las tasas de interés supuestamente para proteger de la usura a los ciudadanos.

Según el texto, se encarga al BCR la fijación de las tasas de interés máximas y mínimas para operaciones de créditos bancarios.

La iniciativa obtuvo 87 votos a favor, 8 en contra y 17 abstenciones, y fue nuevamente exonerada de segunda votación.

Desde luego, el efecto de la ley será similar al del caso anterior. Los bancos probablemente pondrán más requisitos a sus clientes, lo que frenará la inclusión financiera y la bancarización. Más empresas quedarán fuera del sistema crediticio y dependerán del crédito informal, cuyas tasas pueden llegar al 300% y al 500%. Es decir, más peruanos quedarán expuestos a la usura.

En la víspera de la aprobación de la ley, el ministro de Economía advirtió precisamente que poner topes a las tasas de interés dejaría a un gran sector de la población sin acceso al crédito formal y pondría a muchos emprendedores en manos del crédito informal usurero. Esto es, impulsaría el mercado informal de préstamos. “Ese no es el camino”, dijo claramente. “Las buenas intenciones no son suficientes para enfrentar un problema si de verdad queremos solucionarlo”, afirmó caritativamente. “¿A quién le van a prestar los bancos? Evidentemente a los clientes con menos riesgo crediticio, personas con recursos y a grandes empresas. El resto, que no pudo acceder, se verían obligadas a recurrir al sector informal”, vaticinó Waldo Mendoza. No hace falta ser clarividente.

El Congreso amplió la convocatoria de la Segunda Legislatura Ordinaria del Periodo de Sesiones 2020-2021 al miércoles solo con el objeto de para aprobar esta ley.

EMPRESARIOS PRESENTARON OCHO PROPUESTAS

Adex envió al Congreso ocho propuestas con el objeto de crear un nuevo marco jurídico apara la agroindustria de exportación. Solicitó una decisión estrictamente técnica.

Recordó que, entre enero y octubre de este año, del total de empresas exportadoras por monto y de todos los sectores, el 11.8% son grandes, 2.1% medianas, 27.1% pequeñas y 59% microempresas. Adex consideró indispensable tener estabilidad jurídica. Señaló que los cambios planteados en la nueva ley alteran la estructura de los costos de las empresas; su nivel de endeudamiento, su apalancamiento y los créditos. Esto es decisivo para las pequeñas empresas que no logren un punto de equilibrio. Las agroexportaciones generaron el año pasado cerca de 1 millón 236 mil empleos (directos, indirectos e inducidos) en Ica, La Libertad, Piura, Lambayeque, Lima y Arequipa. Ahora nadie sabe lo que pasará con ellos.

Una posibilidad, en el mejor caso, es que la quiebra masiva de las empresas medianas y pequeñas conduzca a la compra de la tierra por las empresas grandes.

La mala noticia es que esto supondrá una nueva concentración de la propiedad de la tierra. La buena noticia es que todos sus trabajadores serán formales. Este será el resultado de la orgía demagógica del Congreso.