Jueves, 25 Febrero 2021

BALANCE DE LA ECONOMÍA PERUANA AL CIERRE DEL 2020 Y PERSPECTIVA ECONÓMICA 2021

 

Déficit fiscal se aproxima al 9 % del PBI, ratio de deuda pública es de 34.5% del PBI y desempleo llega al 15.1%.

El balance de la economía peruana al cierre del 2020 manifiesta una recesión de 11.5%, un déficit fiscal que se aproxima al 9 % del PBI, una ratio de deuda pública de 34.5% del PBI, un desempleo de 15.1% de la PEA y una tasa de interés de política monetaria del 0.25 %.

Nuestra primera pregunta sería: ¿Que tiene en común los resultados macroeconómicos expuestos? La respuesta es la pandemia. A la cual se hizo frente con una serie de medidas que provocaron efectos adversos en la economía peruana principalmente en los sectores productivos y en las finanzas públicas. En el sector productivo con una recesión sincronizada que obedeció a las medidas adoptadas por el gobierno a fin de evitar la propagación de la Pandemia.

Inicialmente las medidas consistieron en el cierre de sectores económicos con la consecuencia de un shock de oferta negativo, que se manifestó en una caída del PBI en el mes de abril del 39.2 %.

En respuesta a la contracción drástica de la economía se implementaron medidas de estímulo fiscal (Política fiscal expansiva) consistentes en aumento significativo del gasto público a fin de estimular la demanda agregada y medidas de estímulo monetario (Política monetaria expansiva) para inyectar liquidez a las empresas. En ambos casos las medidas adoptadas tuvieron efectos. En las finanzas públicas, el estímulo fiscal determinó un mayor gasto de gobierno y un aumento del déficit fiscal que, fue financiado con emisión de bonos en los mercados internacionales incrementando el coeficiente de la deuda pública de (27% a 34%) del PBI. En cuanto al estímulo monetario a través de inyección de liquidez significó una reducción gradual de la tasa de interés de referencia del BCRP desde de 2.25% hasta 0.25%.

La reapertura gradual de la economía en los meses siguientes a partir del desconfinamiento generó menores caídas del PBI (recuperación económica) con el efecto colateral del incremento de contagios.

En términos de la meta de inflación del BCRP, la economía peruana culminará con una tasa de inflación anual que se ubicará en la banda de fluctuación, que tiene como límite inferior una inflación de 1% y un límite superior de 3%. La tasa de inflación anualizada de 2020 se encontraría en el tramo inferior debido a la contracción de la demanda interna de la actividad económica.

A nivel del sector externo, el déficit de la cuenta corriente será acotado por la caída significativa de las importaciones de bienes de consumo y de capital frente a un escenario favorable de las exportaciones en términos de cotizaciones internacionales y demanda de los socios comerciales que culminarían en un saldo favorable de la balanza comercial a fines del 2020 de 7,800 millones de dólares.

REBOTE ESTADÍSTICO

Para el año 2021, la economía peruana crecería 11.5%. Sin embargo, la expansión del PBI para el próximo año es un rebote estadístico respecto a la recesión de 11.5% de 2020. Significando que en el transcurso de 2020 y 2021 la economía peruana no crecerá y que recuperaría la senda de crecimiento económico a inicios de 2022 si y solo si, no se produce retrasos en la vacuna durante el 2021 e inestabilidad económica, política y social que retrasen la reactivación de la economía.

PERSPECTIVAS ECONÓMICAS 2021

Las perspectivas de crecimiento de la economía peruana se verán afectadas por la dinámica de nuestros socios comerciales, principalmente EE.UU., Europa y China. En el caso de la economía de EE. UU. y Europa, ralentizarán su recuperación económica en el 2021 principalmente por las nuevas olas de contagio, que nos afectaría vía el canal de las exportaciones por una menor demanda de productos peruanos.

En tanto, la economía china se encuentra en una fase de expansión económica que se mantendrá en el 2021 impulsando la demanda y el precio internacional del cobre que favorecerá al Perú en términos de un saldo comercial favorable aproximadamente de 13,000 millones de dólares.

Otro factor positivo para la economía peruana será la continuidad de los estímulos monetarios aplicados por la banca central de los países desarrollados principalmente la Reserva Federal de EE.UU. (FED) y el Banco Central Europeo (BCE) con sus políticas monetarias no convencionales para influir a la baja las tasas de interés de mediano y largo plazo de sus economías.

POR: JUAN MORALES ROMERO-ECONOMISTA